Crónica España.

Crónica España.

Criminales canadienses utilizan AirTags para robar vehículos

Criminales canadienses utilizan AirTags para robar vehículos

En una preocupante alerta, las autoridades estadounidenses han revelado que los delincuentes están utilizando AirTags para rastrear y eventualmente robar vehículos, una situación que se ha detectado particularmente después de viajar a Canadá.

En Burlington, Vermont, la Policía ha observado un aumento en las denuncias de personas cuyos autos fueron seguidos por un AirTag desconocido después de regresar de Canadá. Medios locales como WCAX y NBC5 han informado sobre este alarmante caso.

Las personas afectadas recibieron alertas en sus iPhones sobre la presencia del dispositivo intruso, y pudieron confirmarlo a través de la aplicación Buscar de Apple. Además, lograron activar un sonido en el AirTag para ayudar a localizar su ubicación.

Conocidos como AirTags, estos dispositivos de localización de Apple están diseñados para encontrar objetos cotidianos perdidos, como llaves o carteras, a través de una aplicación móvil. Son pequeños, apenas más grandes que una moneda, y tienen un precio asequible en la tienda de Apple.

Ryan McLiverty, ciberanalista del Centro de Inteligencia de Vermont, ha señalado que los delincuentes han estado utilizando estos dispositivos de rastreo durante un tiempo, pero recientemente se ha observado un aumento en su utilización.

Según las investigaciones, los delincuentes colocan los AirTags en lugares estratégicos pero discretos, como los limpiaparabrisas, el interior de un vehículo si está abierto, o en la rejilla delantera, para luego rastrear los autos y robarlos con la intención de venderlos.

El uso malintencionado de dispositivos de localización bluetooth, como AirTags o SmartTags de Samsung, que aunque se promocionan para beneficio del usuario, también se ha detectado para rastrear la ubicación o actividad de una persona sin su consentimiento.

Google y Apple se han comprometido a desarrollar buenas prácticas y protocolos para que los fabricantes implementen alertas en sistemas Android e iOS en caso de detección de monitorización no autorizada. Una medida que busca proteger la privacidad de los usuarios ante posibles abusos con este tipo de dispositivos.