Crónica España.

Crónica España.

Comienza la primera operación verano con más de 6 millones de desplazamientos previstos.

Comienza la primera operación verano con más de 6 millones de desplazamientos previstos.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado la primera operación especial de tráfico del verano este viernes, con una previsión de 6.070.000 desplazamientos que se llevará a cabo hasta medianoche del lunes 1 de julio.

Este primer operativo de verano es solo el comienzo, ya que le seguirán varias operaciones más a lo largo de la temporada, como la 'operación 1.º de agosto', la 'operación 15 de agosto', y la 'operación retorno del verano'.

Para los meses de julio y agosto, Tráfico estima que habrá más de 94 millones de desplazamientos por carretera, un incremento del 0,4% con respecto al verano pasado.

El organismo ha preparado un dispositivo especial para garantizar la seguridad de los usuarios en la red viaria, con un enfoque especial en los fines de semana y momentos de mayor afluencia de tráfico.

Además, se llevarán a cabo campañas de vigilancia sobre vehículos y factores de riesgo en los accidentes de tráfico, con el objetivo de evitar tragedias en las carreteras durante el verano.

La DGT asegura que la prudencia y el respeto a las normas de circulación son esenciales para reducir la siniestralidad en las carreteras, y cuenta con diversos medios humanos y técnicos para garantizar la seguridad de los conductores.

Se implementarán medidas como carriles adicionales, itinerarios alternativos y la limitación de ciertos eventos que ocupen la calzada. También se ofrecerá información sobre el estado del tráfico a través de diferentes canales antes de iniciar el viaje.

Además de las operaciones habituales, la DGT destaca la Operación Paso del Estrecho, que implica el movimiento de vehículos magrebíes por las carreteras españolas. Se prevé un gran número de personas trabajando en esta operación para garantizar un tránsito seguro.

Asimismo, la Operación Paso de Portugal contempla el cruce de vehículos desde la frontera francesa a Portugal en un plazo máximo de 48 horas, con medidas de vigilancia y control para garantizar la seguridad de los viajeros.