Colegios religiosos prohíben uso de falda y desatan polémica parental

Colegios religiosos prohíben uso de falda y desatan polémica parental

La Congregación Religiosa Pureza de María ha implementado un cambio en el uniforme de sus catorce colegios en España, eliminando la falda como parte de la vestimenta de las alumnas y estableciendo el uso obligatorio de pantalones para todos los estudiantes. Esta decisión ha generado quejas por parte de algunos padres.

Según informa la Dirección del Colegio Pureza de María de Madrid, este cambio de uniforme se llevará a cabo de manera progresiva a partir del próximo curso, con el objetivo de facilitar una mejor adaptación a las metodologías pedagógicas activas que se utilizan en los colegios Pureza de María en España.

Según la Dirección del colegio, los pantalones ofrecen mayor libertad de movimiento y comodidad para actividades en grupo o al aire libre, así como mayor protección contra el frío y el viento en invierno.

El proceso de unificación del uniforme comenzó en 2019 en Pureza de María Bilbao, y desde entonces ha sido implementado en todos los colegios de la congregación en España. Se espera que en el curso 2028/2029, el nuevo uniforme esté completamente implantado en Primaria y Educación Secundaria.

El Colegio Pureza de María de Madrid ha comunicado a los padres, a través de una circular emitida el pasado 19 de enero, que después de estudiar durante varios años las metodologías educativas y los cambios sociales, la congregación ha decidido realizar este cambio importante en el uniforme de los alumnos en todos sus colegios de España.

En la circular se destaca que tanto los alumnos como las alumnas llevarán pantalón, el cual será de color camel para todos los estudiantes de Educación Primaria y Educación Secundaria. Los estudiantes podrán usar pantalón largo o pantalón corto.

La circular también informa a los padres que la empresa encargada de producir los uniformes dejará de fabricar faldas a partir del mes de junio de 2024, lo que obligará a los padres a comprar pantalones para sus hijos. Esta decisión ha causado molestias en algunos padres, quienes critican que el equipo directivo tomó la decisión unilateralmente, sin consultar a los padres y teniendo en cuenta los gastos adicionales que implica el cambio de uniforme.

A pesar de las quejas de algunos padres, la Dirección del Colegio Pureza de María de Madrid concluye que la unificación del uniforme ha sido bien acogida por la mayoría de las familias y considera que los beneficios superan los inconvenientes.

Categoría

Sociedad