Crónica España.

Crónica España.

"China experimentará una desaceleración en su crecimiento, según el Banco Mundial"

La economía china experimentará una desaceleración en su crecimiento, ya que el Banco Mundial proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) se expandirá un 4,5% este año, en comparación con el 5,2% registrado en 2023. Para el próximo año, se espera que la expansión sea del 4,3%, según las últimas estimaciones del Banco Mundial.

Estas nuevas previsiones representan una ligera revisión al alza de una décima en comparación con las proyecciones anteriores del Banco Mundial, que en octubre pasado pronosticaron un crecimiento del 5,1% para 2023 y del 4,4% para este año.

El Banco Mundial advierte que China está enfrentando dificultades para encontrar motores alternativos de demanda que impulsen su crecimiento de manera equilibrada.

Tras un fuerte repunte a principios de 2023 debido a la reapertura de la economía después del Covid, el impulso del crecimiento en China se ha ralentizado, según el análisis del Banco Mundial.

Una alta tasa de ahorro, un bajo consumo interno, presiones deflacionarias y la desaceleración de la inversión en infraestructura e inmuebles son algunos de los desafíos que enfrenta China para mantener un equilibrio entre la oferta y la demanda agregada, señala el Banco Mundial.

A pesar de los estímulos macroeconómicos moderados anunciados por Pekín para respaldar la demanda agregada, el Banco Mundial considera que se necesitarán reformas estructurales más profundas para abordar estos desequilibrios y lograr un crecimiento más sostenible en China.

Por otro lado, el Banco Mundial espera que el crecimiento en la región de Asia Oriental y el Pacífico se modere, con una expansión del 4,5% en 2024, descendiendo desde el 5,1% del año pasado. Se prevé que el crecimiento en los países en desarrollo de la región alcance el 4,6% este año y aumente al 4,8% en 2025.

La vicepresidenta de Asia Oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Manuela Ferro, destacó que la región está contribuyendo significativamente al crecimiento económico mundial a pesar de enfrentar desafíos como el envejecimiento de la población y los impactos del cambio climático.