Crónica España.

Crónica España.

"Cartera Digital Beta expone a usuarios a riesgos cibernéticos"

En medio de la lucha por proteger a los menores de la pornografía en línea, la aplicación Cartera Digital Beta ha generado controversia al usar datos personales de los usuarios, generando preocupaciones sobre posibles fallas que podrían resultar en robos o uso indebido de la información, así como en problemas de 'sextorsión' o venta de datos en el mercado negro.

El Gobierno de España ha dado a conocer su plan de implementar un sistema de verificación de edad para restringir el acceso de los niños a contenido inapropiado en internet, a través de una aplicación móvil llamada Cartera Digital Beta, que se espera esté disponible a finales de este verano.

Esta aplicación permitirá a los españoles registrar su edad utilizando documentos oficiales como el DNI electrónico, certificados cualificados o claves del sistema Cl@ve, para luego generar una credencial anónima que les dará acceso a sitios web y portales pornográficos tras verificar su edad por medio de un código QR.

La plataforma española Xnet ha expresado dudas sobre la eficacia de esta iniciativa, señalando que la mayoría de las páginas porno no están alojadas en España, lo que podría facilitar a los usuarios utilizar VPN para eludir el sistema de verificación de edad y evitar el trámite mensual de obtener credenciales.

La firma de ciberseguridad Panda ha advertido sobre posibles problemas de privacidad y seguridad relacionados con la aplicación, indicando que la información sensible manejada por la Cartera Digital Beta podría ser vulnerable a filtraciones o ciberataques, exponiendo a los usuarios a riesgos como el robo de datos o la 'sextorsión'.

Además, Panda ha alertado sobre la posibilidad de que los datos se utilicen para actividades fraudulentas, como la venta de información en la 'dark web' o la creación de un mercado negro de certificados de acceso, donde menores podrían adquirir credenciales de adultos para acceder a contenido pornográfico.

Estas preocupaciones apuntan a la necesidad de revisar a fondo la seguridad y privacidad de la aplicación, así como la importancia de la educación a largo plazo en la prevención del consumo de pornografía entre los menores, más allá de implementar soluciones tecnológicas temporales.