• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

California prohíbe desde 2035 la venta de automóviles nuevos que emplean comburentes fósiles

img

MADRID, 26 Ago.

El Gobierno del estado de California ha aprobado este jueves suspender desde 2035 la venta de automóviles nuevos que marchan con comburentes móviles inteligentes, en base, han argumentado, a la necesidad urgente de emprender el cambio climático y achicar la polución.

"Es un enorme día no solo para California sino más bien para el planeta entero", ha festejado Lauren Sanchez, asesora climática del gobernador demócrata, Gavin Newsom. Se trata de una histórica medida tras múltiples décadas de pelea a nivel estatal para frenar la polución que generan esta clase de automóviles.

California ha dirigido los intentos por regular las emisiones contaminantes de los automóviles en Estados Unidos, desde el instante en que la del gobierno Junta de Recursos del Aire de California (CARB) iniciara en la década de los 70 su pelea contra la conocida niebla tóxica amarilla tan recurrente en el paisaje del estado.

El Congreso de Estados Unidos autorizó a California a entablar sus reglas bajo la llamada Ley Federal de Calidad del Aire en 1966. Aquellas reglas han inspirado más tarde las legislaciones de sobra de un docena de estados.

La medida ordena a los desarrolladores de vehículos a remover gradualmente la producción de esos que marchan con gasolina y diésel, a favor de otros que funcionen con energías mucho más limpias. Para los especialistas, hablamos de "la acción más esencial y transformadora que haya realizado haya CARB".

Si los desarrolladores incumplen con la legislación, se les podría multar con hasta 20.000 dólares americanos por cada vehículo que no cumplan con las novedosas condiciones, ha adelantado CARB, comunica el períodico 'Los Angeles Times'.

El vehículo eléctrico ha ganando mucha popularidad en California en los últimos años. En 2012, menos del 2 por ciento de los automóviles nuevos que se vendieron eran de este género. Sin embargo, en 2018 eran ahora el 7 por ciento de la flota que se adquiría y hoy en día es el 16 por ciento.