• martes 27 de septiembre del 2022
728 x 90

Bukele culpabiliza a múltiples ONG y a la oposición de la "evolución" de las pandillas en "guerrillas"

img

MADRID, 12 Jun.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha acusado este sábado a los organismos de todo el mundo,  múltiples ONG y integrantes de la oposición como responsables de que las pandillas "estén evolucionando" hacia una "guerrilla" en el país.

"No cabe duda de que las pandillas tratan de superar hacia una guerrilla, en tanto que les es realmente difícil combatir a nuestros agentes y a nuestras tropas en las ubicaciones urbanas", aseguró en su cuenta personal de Twitter.

"Esta 'evolución' la hacen bajo el auspicio de organismos de todo el mundo, ONG y de la oposición, quienes les dan cobertura legal, mediática, política y financiera", ha añadido el gobernante, especificando que las atrapas de los pandilleros han incrementado en campamentos furtivos.

Sin embargo, Bukele explicó que su Gobierno se está confrontando a estos campamentos, ya que cada día el trabajo de la Policía Nacional Civil y las Fuerzas Armadas de El Salvador "están desarticulando de tres a 4" sitios donde las pandillas guardan armas, drogas y dinero. Asimismo, ha asegurado que los equipos de intervención han desmantelado "mucho más de cien campamentos en las últimas semanas".

El presidente ha acusado a los integrantes de las pandillas de abrir fuego contra los integrantes de la Policía en el instante en el que encuentran los campamentos. "En todos ellos está armamento, sustancia, dinero, aparato de comunicación, documentos de extorsión", ha sostenido Bukele.

El gobernador salvadoreño aseguró el pasado 1 de junio, en el aniversario del tercer año de su orden, que se encontraba "a puntito de ganar la guerra contra las pandillas". También remarcó que su Gobierno "no es una dictadura" y precisó que no se tendrían presente los homicidos de pandilleros a lo largo de combates con las Fuerzas de Seguridad.

Estas afirmaciones brotaron a consecuencia de las permanentes acusaciones por la parte de organismos de todo el mundo de incumplimiento en la defensa de los Derechos Humanos.

Amnistía Internacional denunció a inicios de junio que Bukele ha sumergido al país en una crisis de derechos donde se cometen violaciones masivas del Derecho Internacional, detenciones arbitrarias, tortura y pésimos tratos, tal como el homicidio de cerca de veinta personas bajo la tutela del Estado.