• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

Bruselas ofrece achicar la utilización de pesticidas químicos un 50% hasta 2030 y volver a poner los ecosistemas naturales UE

img

BRUSELAS, 22 Jun.

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles una iniciativa para achicar la utilización de pesticidas químicos un 50% hasta 2030 en la Unión Europea y otra para volver a poner los ecosistemas comunitarios dañados, desde los bosques a las tierras de cultivos o los ecosistemas marinos.

"Planteamos una ley para volver a poner el 80% de los ecosistemas que están dañados", indicó el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en rueda de muestra a lo largo de la presentación de las dos proposiciones, que indicó que la iniciativa no comprometen mucho más áreas protegidas sino "va a través de las ocupaciones económicas".

En un paso mucho más, el vicepresidente de la Comisión Europea puso de ejemplo la gota fría en España del encontronazo del cambio climático, y ha manifestado que es un fenómeno que en este momento se genera anualmente, en frente de una inclinación previo espaciada en años.

Así Bruselas propuso hacer mas fuerte las reglas para achicar la utilización de pesticidas químicos en un 50% para 2030 de cara a ayudar a hacer sistemas alimenticios sostenibles online con lo planteado por el Pacto Verde Europeo para asegurar la seguridad alimenticia, al estimar que las reglas de la presente directiva de Uso Sostenible de Pesticidas son "enclenques".

Esta iniciativa expone que los labradores tienen que usar métodos alternos para la prevención y control de plagas, de tal forma que los pesticidas químicos sean el último recurso. Para lo que, los países de la UE van a deber detallar reglas concretas para cada cultivo en las que identifique elecciones a los pesticidas químicos.

Con prácticas como rotación de cultivos y agricultura de precisión se va a poder realizar esta medida, indicó Timmermans.

En este sentido, la comisaría de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, ha incidido en que "no nos encontramos prohibiendo los pesticidas solo proponemos reemplazarlos con elecciones sostenibles" y ha matizado que no ofrecen solo una medida para todos y cada uno de los Estados integrantes ni todos y cada uno de los campos y ha apuntado que "asistiremos a los labradores a nivel económico en los próximos 5 años".

Así, esta normativa tiene dentro un bulto de políticas para respaldar a los labradores en la transición hacia un sistema de producción de alimentos mucho más sostenible, que incluye medidas en la Política Agraria Común (PAC) para compensar a los labradores por los costos relacionados con la implementación de esta normativa en los próximos 5 años tal como medidas para aumentar las elecciones biológicas.

Además, esta novedosa regulación prohibirá la utilización de pesticidas en áreas sensibles, como zonas urbanas verdes como parques, zonas de recreo, caminos públicos o áreas protegidas on line con lo planteado por Natura 2000, para proteger a los insectos polinizadores conminados.

La iniciativa de Bruselas establece reglas visibles y objetivos judicialmente vinculantes en todo el país para lo que los Estados integrante tienen que marcar una ruta de jalones nacionales. Para hacer la implementación de esta normativa, los Estados integrante van a deber enseñar frente al Ejecutivo comunitario un informe sobre su implementación y avance.

El Ejecutivo comunitario ha anunciado, además de esto, la primera iniciativa legislativa para fijar objetivos de restauración de ecosistemas naturales en la Unión Europea, que expone entablar medidas de esta clase para, por lo menos, el 20% de los hábitats naturales de europa en 2030 y alargarlo a todos y cada uno de los ecosistemas que precisen restauración hasta 2050.

La medida va a contar con una dotación de cien.000 millones de euros para gasto en biodiversidad y restauración de cara a cumplir una secuencia de objetivos planteados como revertir la reducción de las ciudades de polinizadores en 2030, y que aumenten desde esta fecha o asegurar que no se genere ninguna pérdida neta de espacios verdes urbanos, a fin de que éstos aumenten un 5% hasta 2050.

Además, establece un mínimo del diez% de árboles en todos y cada localidad o pueblo europeo, seguir en los espacios verdes integrados en las construcciones y acrecentar la biodiversidad en los ecosistemas agrícolas.

La normativa va a ser extensible a bosques, terrenos agrícolas, ecosistemas marinos y de agua dulce o urbanos, y tratará de progresar la biodiversidad de los espacios naturales para producir ecosistemas mucho más resilientes al cambio climático, prosperar la seguridad alimenticia y la salud humana.

La novedosa legislación, que se apoya en la Directiva de Hábitats y espacios protegidos de la Red Natura 2000 si bien cubre un rango mucho más extenso de ecosistemas, establecerá objetivos de restauración del 80% de los distintos hábitats terrestres y marinos, para progresar el almacenaje de carbono y impedir y achicar el encontronazo de catastrofes naturales como crecidas de agua.