Crónica España.

Crónica España.

Bruselas flexibiliza control de fondos de recuperación para acelerar gasto.

Bruselas flexibiliza control de fondos de recuperación para acelerar gasto.


BRUSELAS, 4 Jun.

La Comisión Europea ha presentado una propuesta para flexibilizar el seguimiento de los planes de recuperación y resiliencia con el fin de acelerar la utilización de los fondos antes de agosto de 2026, la fecha límite para completar las medidas y evitar posibles pérdidas millonarias.

Según la comunicación de la Comisión publicada este lunes, hasta finales de abril de 2024 se han desembolsado 232.000 millones de euros a los Estados miembros, lo que representa poco más de un tercio de los 648.000 millones totales del mecanismo.

"Dadas las circunstancias actuales y considerando la naturaleza temporal del fondo, es crucial que todos los esfuerzos se centren en la aplicación total y oportuna de los planes de recuperación y resiliencia para 2026, incluso abordando de manera flexible posibles obstáculos en la implementación", destaca el documento de orientación de la Comisión.

Reconociendo el "ajustado calendario de implementación", Bruselas subraya que "puede ser necesario ajustar el contenido de los planes para hacer frente a desafíos emergentes y cambiantes", por lo que propone simplificar en la medida de lo posible los requisitos de seguimiento exigidos a los Estados miembros.

Para lograrlo, se reducirá la información requerida en los informes bianuales sobre la implementación de los planes y se permitirá a un Estado miembro omitir en sus informes los pasos de seguimiento que las autoridades nacionales deben proporcionar sobre la ejecución de las medidas pertinentes.

En cuanto a la auditoría y el control de los planes, la Comisión también respaldará posibles "oportunidades de simplificación" en este ámbito, con el objetivo de asegurar "coherencia y complementariedad" con las auditorías llevadas a cabo por las autoridades a nivel nacional y europeo.

Además, en casos excepcionales, se permitirá combinar el apoyo de los planes de recuperación con otros fondos de la UE de manera proporcional, evitando así la doble financiación como último recurso.