• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

Bruselas denunciará a Reino Unido frente al TJUE si en un par de meses no da marcha atrás y cumple el acuerdo del Brexit

img

Abre 2 expedientes sancionadores mucho más por violar reglas sanitarias y fitosanitarias del protocolo norirlandés

BRUSELAS, 15 Jun.

La Comisión Europea ha reactivado este miércoles el trámite de infracción que inició en el mes de marzo del pasado año contra el Gobierno británico por incumplir el acuerdo del Brexit al no utilizar el protocolo norirlandés, lo que en la práctica piensa ofrecerle un par de meses para ofrecer marcha atrás en la ley que rompe unilateralmente con el pacto o elevará la situacion frente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

"No existe duda ni justificación legal ni política para mudar de forma unilateral un convenio en todo el mundo (...). Es ilegal. También es increíblemente dañino para la seguridad recíproca", ha asegurado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de las relaciones con Reino Unido, Maros Sefcovic, en una rueda de prensa para argumentar las medidas legales tomadas por la UE.

Bruselas aparcó este expediente sancionador meses tras comenzar su tramitación con la meta buscar una solución negociada a las diferencias, con la línea roja de no renegociar el fondo del acuerdo, pero la carencia de adelantos y la novedosa ley británica llevaron a los servicios comunitarios a reactivar la vía legal.

Para ello, los servicios legales comunitarios han enviado a las autoridades británicas un dictamen animado, segunda etapa en un trámite de infracción, que da un período de un par de meses a Reino Unido para corregir la situación y advierte de que, de lo contrario, Bruselas va a poder subir la situacion frente a la Justicia europea, cuya rivalidad asimismo responde Londres.

Este caso demanda específicamente el incumplimiento de las disposiciones en temas de circulación de mercancías y de los desplazamientos de animales de compañía ajustables.

Pero la Comisión decidió abrir además de esto otros 2 expedientes contra el Gobierno de Boris Johnson por incumplir sus obligaciones en relación a las reglas sanitarias y fitosanitarias de la Unión Europea previstas en el protocolo, entre las condiciones admitidas por los británicos a fin de que Irlanda del Norte pudiese continuar participando del Mercado Único europeo.

La Unión Europa cree que el incumplimiento de las salvaguardas previstas para eludir la vuelta a una frontera física en el Úlster piensa una "violación del Derecho en todo el mundo" en la medida en que el Acuerdo de Retirada que fija las condiciones del divorcio es un Tratado en todo el mundo.

A ojos de los Veintisiete, Reino Unido quiere con su última ley fijar las condiciones de ingreso al Mercado Único unilateralmente" y o sea "inconcebible y también inaceptable", ha advertido Sefcovic, quien ha insistido en que aún hay margen para resoluciones consensuadas, a condición de que Reino Unido admita asimismo negociar.