• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Borrell protege que la guerra en Ucrania concluya próximamente pero remarca que es dependiente de Putin parar la agresión

img

BRUSELAS, 13 Sep.

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha asegurado que la Unión Europea desea terminar próximamente la guerra en Ucrania, pero ha eludido apretar a Kiev a negociar y ha insistido en que es dependiente del presidente ruso, Vladimir Putin, parar la agresión sobre el país vecino.

"Nosotros por la parte de la UE deseamos que las negociaciones sean lo antes posible mejor, pero las negociaciones no se generan por al azar, ni por milagro, sino más bien en el momento en que las situaciones lo dejan y la intención del atacante lo deja", ha asegurado en un turno de cuestiones y respuestas en el Parlamento Europeo sobre la marcha del enfrentamiento en Ucrania.

En este sentido, Borrell ha señalado que la compromiso de sentarse a negociar el objetivo del enfrentamiento no recae sobre el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, "que es el agredido", sino más bien en la parte agresora, esto es, Rusia.

"Habría que hacerle una pregunta al atacante cuándo y de qué forma desea parar la agresión", indicó en frente de los eurodiputados en Estrasburgo, Francia, para recalcar que da lo mismo su opinión sobre las negociaciones por el hecho de que la prioridad es, en un caso así, la situación que defienda Kiev.

Ante las críticas de una eurodiputada de izquierdas por el envío de armas, Borrell aseguró que en este preciso momento este suministro es la mejor política para crear la paz. "En este momento nos encontramos en contribuir a Ucrania a defenderse de la agresión, o sea lo que hacemos y o sea un paso preciso a fin de que haya una paz que merezca ese nombre", ha señalado en una festejada intervención donde ha subrayado que cualquier salida al enfrentamiento debe respetar la integridad territorial y la soberanía ucraniana.

Sobre los probables contactos con Putin, el jefe de la diplomacia europea ha asegurado que hay cosas esenciales que tratar con Moscú y, específicamente, con su presidente, ya que es quien "está en el puesto de mando en Rusia". "No tenemos la posibilidad de charlar con otro", ha expuesto, defendiendo tener canales diplomáticos con el Kremlin.