• martes 27 de septiembre del 2022
728 x 90

Bomberos Forestales claman por sus derechos frente al Congreso y convocan una manifestación el 8 de octubre en Madrid

img

MADRID, 25 Ago.

Los bomberos de la Plataforma de Asociaciones y Sindicatos de Bomberos Forestales (PASBF) se han concentrado este jueves a las puertas del Congreso de los Diputados para soliciar que se les reconozcan sus derechos laborales y que vea la luz el Estatuto Básico de Bomberos Forestales con carácter de urgencia, con lo que tienen pensado regresar a efectuar una concentración en Madrid el próximo 8 de octubre.

En sus comunidades, este colectivo ten en cuenta que el estatuto, que fue aprobado en el mes de febrero de 2019 en el Senado, "no hace otra cosa que aglutinar toda la normativa nacional y europea vigente desde 2010 para su app, y que el plantel que forma estos servicios se rija desde unos mínimos básicos".

"No tenemos la posibilidad de dejar que temas tan esenciales como los riegos de toxicidad, penosidad y peligrosidad inherentes a nuestro puesto que nos ofrece paso a regularizar unos factores reductores para la edad de jubilación, tal como la capacitación continua reglada dependiendo de la certificación profesional, ya que de este modo lo pide la Ley Orgánica de Protección Civil, quede supeditada a mesas de negociación colectiva. No tenemos la posibilidad de dejar que algo tan básico se negocie en 17 mesas distintas, debe aplicarse la normativa de forma común a todo el plantel de los distintos gadgets", alertan.

"En el momento en que contamos un incidente derivado del trabajo no disponemos conocida la peligrosidad, toxicidad ni penosidad, con lo que no se considera una patología laboral", ha señalado en afirmaciones a los medios la encargada sindical CGT Sarga, Cristina Pérez.

Otra de las reivindicaciones de los expertos es el coeficiente reductor por edad, como ha señalado por su lado el bombero Txetxu Molina, quien ha recordado que hay personas sobre los 60 años "en primera línea de llama".

Asimismo, Molina ha apuntado que las condiciones laborales no son correctas, puesto que se juegan la vida por un contrato de 4 meses por año con un sueldo que roza los 1.200 euros, por ejemplo reivindicaciones.