• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Bolsonaro explota su viaje al funeral de Isabel II para realizar campaña equiparando los costos de la gasolina

img

MADRID, 20 Sep.

El presidente brasileiro, Jair Bolsonaro, ha aprovechado su reciente paso por Londres para ayudar al funeral de Estado de Isabel II para llevar a cabo asimismo campaña electoral, a un par de semanas de las selecciones, desde una estación de servicio donde ha relacionado el valor del comburente con el de Brasil, que tiene "entre las gasolinas mucho más asequibles de todo el mundo".

En el vídeo, anunciado en comunidades la noche antes del entierro de la monarca, se puede observar a Bolsonaro en una estación de servicio del centro de Londres exponiendo el valor de la gasolina sin plomo en ese instante, 1,6 libras (9,70 reales) el litro, "prácticamente el doble de la media de varios estados de Brasil".

"Por consiguiente, es una situación, nuestra gasolina pertence a las mucho más económicas de todo el mundo", dijo Bolsonaro finalmente una grabación muy cuestionada por haberse producido con ocasión del luctuoso viaje oficial a Reino Unido, el que, nuestro presidente brasileiro aseguró que no usaría para llevar a cabo política.

É simple cotejar a situação do Brasil com todos les Países do planeta para sabermos se nos encontramos no rumo certo.
O inconveniente é que sequestraram a mídia y también deixaram de debatir economia para debatir “palavrão”. pic.twitter.com/9FLQYT7pIK

De este modo lo ha dicho a su paso por la vivienda de embajador brasileiro en Londres, entre las paradas que logró al lado de la primera dama, Michelle Bolsonaro, antes de asistir al funeral de Isabel II en la abadía de Westminster.

"¿Ustedes piensan que he venido hasta aquí para llevar a cabo política?", se preguntó un Bolsonaro claramente contrariado en el momento en que fue cuestionado por la prensa en este sentido, una vez que estuvo comentando sobre las selecciones y de nuevo dedicase insultos al preferido de las selecciones, Luiz Inácio Lula da Silva.

"¿Por qué razón la insistencia de estimar poner nuevamente a un ladrón en la Presidencia?", se preguntaba Bolsonaro, aseverando por su parte que Brasil había dejado atrás la corrupción "hace tres años y medio", coincidiendo con su llegada al Palacio del Planalto.