• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Bolsonaro afirma que "la prueba transporta a opinar que les hicieron algún mal" al periodista y también indigenista desaparecidos

img

MADRID, 14 Jun.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha asegurado este lunes que la "prueba" es que el indigenista Bruno Pereira y el periodista británico Dom Phillips desaparecidos hace ocho días en la zona de Vale do Javari, fueron víctimas de algún "mal", y que va a ser "realmente difícil localizarlos con vida".

"La prueba, la prueba, recomienda que hicieron algo malo con ellos. Porque ahora se hallaron vísceras humanas flotando en río, que están aquí en Brasilia para llevar a cabo una prueba de ADN", aseguró el gobernante, así como ha recogido el períodico brasileiro 'O Globo'.

Así, ha subrayado que "va a ser realmente difícil localizarlos con vida. Ruega a Dios que eso ocurra, que los hallen con vida, pero la prueba ahora mismo es todo lo opuesto".

Alessandra Sampaio, la mujer del periodista británico Dom Phillips, cuyo indicio se perdió al lado del del indigenista Bruno Pereira recientemente mucho más de una semana mientras que efectuaban una travesía por una zona de bien difícil ingreso en la Amazonia, informó este lunes de que los cuerpos sin vida de los dos fueron localizados.

Por el instante, ni las autoridades brasileiras, ni la Fundación Nacional del Indio (FUNAI) que denunció la desaparición de los dos, han afirmado que los cuerpos hallados sean los de Phillips y Pereira, al tiempo que, por su lado, la Policía Federal lo ha negado.

Bomberos de la zona del Amazonas hallaron este domingo una mochila con un cuaderno. La Policía Federal notificó que las pertenencias encontradas Javari pertenecían a los 2 desaparecidos, según recogieron los medios locales.

Ambos habían sido vistos por última vez el pasado 5 de junio en la red social de Sao Rafael --en las tierras indígenas del Valle del Javari--, lugar desde el que partieron hacia Atalaia del Norte, si bien al final no llegaron a su destino.

La región donde los dos desaparecieron es famosa por ser entre las mucho más inalcanzables de la zona, hogar no solo para la mayor concentración de pueblos indígenas sin entrar en contacto, sino más bien asimismo ámbito de entre las mayores sendas por las que circula la cocaína que llega desde Perú para ser distribuida a Europa.