Crónica España.

Crónica España.

Bolaños critica a Feijóo por buscar respaldo de Puigdemont en moción de censura y denuncia "teatro" en contra de la amnistía.

Bolaños critica a Feijóo por buscar respaldo de Puigdemont en moción de censura y denuncia

El ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños ha acusado al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de llevar a cabo un campaña contra la Ley de Amnistía que es "puro teatro" porque ahora, a su juicio, está buscando el apoyo del líder de Junts, Carles Puigdemont, para una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Además ha hecho hincapié en que deben "movilizar" a las personas "sensatas, razonables, de centro" que a su juicio están indecisas pero que también son "progresistas" y que acudieron a votar "en un millón" las últimas generales del 23 de julio.

Bolaños ha hecho estas declaraciones este lunes, después de que Feijóo no descartase una moción contra Sánchez "si se da el contexto adecuado" aunque señaló que pensar ahora en ello es "política ficción", según indicó en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press.

Bolaños, que también es secretario de Justicia, Reforma Constitucional y Nuevos Derechos del PSOE ha replicado señalando que el PP y Feijóo son "pura hipocresía" en una visita a la Feria del Libro de Madrid para hacer campaña ante las elecciones europeas del domingo 9 de junio.

"Es un engaño total, son capaces de pactar con la ultraderecha en Europa y con la ultraderecha en España y pedirle por favor a Puigdemont que les apoye. Su campaña contra la amnistía es puro teatro", ha lanzado.

En la misma línea sostiene que "llevó engañados" a los manifestantes que se concentraron contra la amnistía hace una semana en la capital y considera que el líder del PP es consciente de que esta medida es positiva para Cataluña y para España. Además, ve al líder 'popular' "en caída libre y a la deriva" después de sus últimas declaraciones.

"Lo de Feijóo hoy es un ejemplo más de hipocresía absoluta y de intentar engañar a los españoles. Él, que lo que quiere es pactar con la ultraderecha en España y en Europa, le pide, por favor, por favor, señor Puigdemont, apóyeme también. En fin, puro teatro", ha zanjado.

PORTAVOZ DEL PSOE

En términos similares se ha expresado la portavoz del PSOE, Esther Peña, que dice que Feijóo quiere sumar a Junts para una moción de censura al Gobierno de Sánchez, en unas declaraciones distribuidas por el partido.

"Tras incendiar las calles, tras provocar un ruido insoportable en la vida pública, tras engañar a miles de ciudadanos en todo el país, el señor Feijóo ahora anuncia que el Partido Popular quiere abrazar a Puigdemont en una posible moción de censura al gobierno progresista de España", ha señalado.

A su juicio, esto significa que al PP "les da igual como y con quién" y están "obsesionados" por colocar a el líder de Vox, Santiago Abascal como vicepresidente del Gobierno. "Una demostración más de que la internacional ultraderechista está dispuesta a todo con tal de derrocar al gobierno progresista", ha lanzado.

CONDICIONES DE ERC

Por otro lado, Bolaños ha sido interrogado por las declaraciones de ERC, que pide "soberanía fiscal" para Cataluña y un compromiso para avanzar hacia la organización de un referéndum como condiciones para sentarse a negociar la investidura de Salvador Illa.

El ministro ha evitado entrar en detalles y se ha limitado a pedir "responsabilidad y respeto" durante la negociación que está en manos del PSC, según ha reiterado, y en quienes confían para llevar a cabo el mandato de los electores de las catalanas del 12M, a su juicio, "abrir una nueva etapa de acuerdos entre diferentes y de prosperidad", en esta comunidad.

BEGOÑA GÓMEZ

Finalmente ha sido interrogado sobre las declaraciones de Feijóo en las que dijo que sería impensable que en la Unión Europea hubiese un primer ministro cuya mujer está investigada en un juzgado, como ocurre con la esposa de Pedro Sánchez y ha insistido en que "no hay nada de nada".

"Yo creo que el informe de la Guardia Civil fue muy claro, dijo que no había absolutamente nada y, por tanto, nada más que decir", ha terminado.