• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Bolaños comunica un convenio con la Generalitat para hacer una metodología de la mesa de diálogo

img

Reconoce tras la asamblea que las acciones del Gobierno sobre la situacion de espionaje no alcanzan para la Generalitat

MADRID, 22 Jun.

El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha señalado este miércoles que alcanzó un convenio con la Generalitat para hacer una metodología para el desempeño de la mesa de diálogo. También ha señalado que el propósito es que se genere una asamblea entre el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez y el del gobierno catalán, Pere Aragonès, si bien aún tienen que fijar la fecha.

En una rueda de prensa en Moncloa, tras reunirse a lo largo de 2 horas con la consejera de Presidencia del Govern de la Generalitat, Laura Vilagrà, Bolaños explicó que las dos partes han comenzado a trabajar en un "acuerdo marco" que va a recoger los principios y la metodología de la mesa de diálogo.

Así, indicó que este acuerdo se marcha a trabajar en las próximas semanas y servirá como guía para emprender el diálogo entre ámbas gestiones en los próximos "meses y años".

Al ser cuestionado sobre si detallar unas pautas para el desempeño de la mesa piensa una vuelta al comienzo, ya que esta ahora se ha reunido en un par de ocasiones --una con Quim Torra como presidente de la Generalitat y la última ahora con Aragonès--, el ministro se ha con limite a asegurar que tan esencial como el contenido de las asambleas es la metodología con la que se hacen.

Sobre la próxima asamblea entre Sánchez y Aragonès, Bolaños indicó que se generará tan rápido como las agendas de los dos lo dejen y ha recordado que la del presidente del Gobierno es intensísima en las próximas semanas. Sin embargo, Laura Vilagrá ha concretado que espera que esta se genere en el mes de julio, antes que finalice el curso político.

Por otro lado, Bolaños asimismo ha aceptado que en el acercamiento con la consejera catalana se puso de manifiesto las disconformidades entre las dos gestiones con en comparación con espionaje a independentistas con el software 'Pegasus'.

Bolaños no lo ha citado de manera expresa y se ha referido al tema como "las aclaraciones aparecidas en The New Yorker" y a contado que explicó a Vilagrà todas y cada una de las acciones que ha adoptado el Gobierno: el control de adentro del CNI, la información que le han facilitado al defensor del Pueblo y "otras medidas" en la línea de aclarar los hechos.

Sin embargo, ha reconocido que para su interlocutora "no fué bastante" y por consiguiente hay "disconformidades" entre los gobiernos, más allá de que considera "bastante concluyente" las actuaciones que han realizado. Así, indicó que esa parte se quedó en una explicación recíproca de cuáles son las situaciones y donde persisten las diferencias.

El ministro ha calificado la asamblea como "cordial, franca y edificante" y ha manifestado que con este acercamiento reanudan las relaciones políticas y también institucionales entre los dos Gobiernos que se habían visto "perjudicadas" por aclaraciones recientes. "Reanudamos el horizonte de diálogo que siempre y en todo momento hemos defendido y reivindicado", ha señalado.

Sin embargo, Vilagrà ha subrayado que "ahora mismo no se descongela la mesa para la negociación" a pesar de que se haya cerrado este acercamiento entre los dos presidentes pues cree que "no hay una relación normalizada" entre los dos Ejecutivos, el catalán y el central.

Según ha apuntado, el Gobierno de Cataluña "trabaja" a fin de que haya unas garantías que por último terminen derivando en la celebración de esta mesa para la negociación, que transporta sin reunirse desde el mes pasado de septiembre en Barcelona.