• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Bin Salman protege frente Biden su inocencia en la situacion del periodista estadounidense ejecutado Yamal Jashogi en 2018

img

MADRID, 15 Jul.

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, se ha defendido este viernes frente al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, del informe desclasificado de la CIA que lo responsabiliza del asesinato del periodista estadounidense Yamal Jashogi en la Embajada saudita en Estambul en el mes de octubre de 2018.

Según informó el presidente Biden a los medios, Bin Salman no solo ha asegurado no ser "en lo personal responsable" de la desaparición de Jashogi, sino ha aseverado haber tomado "medidas contra los causantes".

Indiqué que creía que lo era (responsable) (...) Dijo que no era en lo personal responsable de esto, y tomó medidas contra los causantes", ha movido Biden frente a los medios presentes al salir de su acercamiento con Bin Salman en la localidad saudita de Yeda, según recopila el períodico 'The Hill'.

El presidente Biden ha aterrizado este viernes en Yeda, donde tiene pensado pasar los próximos un par de días en el contexto de su da un giro por Oriente Próximo, que le llevó a Israel, y que en este momento le reunirá tanto con Bin Salman como con el rey Salman bin Abdulaziz y otros altos cargos del país.

La parada del inquilino de la Casa Blanca ha levantado polémica, más allá de que el gobernante ha asegurado en todo instante que la visita está alentada por temas "estratégicos" y ha señalado que el respeto a los Derechos Humanos va a ser entre los puntos primordiales que va a abordar con los representantes saudíes.

Uno de los temas que mucho más críticas ha causado fué exactamente todo lo relacionado con la desaparición de Jashogi. De hecho, el saludo de este viernes entre Biden y Bin Salman fué clasificado como "vergonzoso" por el directivo ejecutivo del períodico 'Washington Articulo', Fred Ryan, medio en el que trabajaba el periodista ejecutado.

Otro de los puntos mucho más cuestionados a Biden fué su contradicción en relación a la posición que tomaría Estados Unidos para con Arabia Saudí. Debido al caso Jashogi, el gobernante incidió en que la posición de Washington sería la de transformar a Arabia Saudí en un "paria" internacionalmente, más allá de que su visita semeja ir a la contra de la afirmación.

A este respecto, el inquilino de la Casa Blanca ha asegurado no arrepentirse de lo que se dijo, y ha incidido en que lo ocurrido con el periodista "fue indignante".

Biden ha iniciado de esta forma en Arabia Saudí una exclusiva etapa de su da un giro por la zona tras un par de días de visita en Israel, donde se ha reunido con altos gobernantes del país, tal como con las autoridades palestinas, y donde ha incidido en que el objetivo del enfrentamiento pasa por una solución de 2 estados.

Respecto a que Arabia Saudí sea entre las paradas de su da un giro por la zona, Biden ha reconocido este viernes en Yeda que Estados Unidos no puede dejar "un vacío" en Oriente Próximo "a fin de que lo llenen Rusia o China". "Nos encontramos consiguiendo desenlaces", ha zanjado.