• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Bildu acuerda con el Gobierno agrandar la Ley de Memoria hasta 1983 y declarar ilegales los tribunales franquistas

img

El acuerdo deja al PSOE y Podemos arrimarse a la mayor parte para aprobar la ley, puesto que asimismo tiene el PNV

MADRID, 28 Jun.

La representante del Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, anunció este martes que su conjunto va a apoyar la novedosa Ley de Memoria Democrática tras haber pactado con los conjuntos del Gobierno que la regla reconozca a las víctimas de violaciones de Derechos Humanos hasta 1983. Esto incluiría a quienes padecieron torturas o fueron objeto de la llamada 'guerra sucia' contra ETA a lo largo de los 5 años siguientes a la aprobación de la Constitución y podría perjudicar a los GAL en el primer año de gobierno de Felipe González --que llegó al Ejecutivo en el mes de octubre de 1982--. También se contempla declarar "ilegales" los tribunales conformados por el franquismo.

En una rueda de prensa en la Cámara Baja, Aizpurua se ha felicitado por un pacto que, a su juicio, servirá para progresar y llevar a cabo "mucho más ambiciosa" la legislación en temas de memoria histórica que reemplazará a la vigente desde 2007.

Además de esto, Bildu ha aludido al acuerdo sobre otras 2 enmiendas que ha cerrado con el PSOE y Unidas Podemos. La primera prevé que en un año el Fuerte de San Cristóbal, de Pamplona, empleado como prisión a lo largo del franquismo, sea proclamado Lugar de Memoria; y la segunda, la cesión del Palacio de la Cumbre al Ayuntamiento de San Sebastián.

Ese edificio fue sede del Ministerio de Asuntos Exteriores a lo largo de las estancias de Francisco Franco en la localidad, después vivienda del gobernador civil de Guipúzcoa y donde fueron torturados José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala.

También, explicó que merced a una enmienda pactada con Bildu, la novedosa regla garantiza la creación de una comisión sin dependencia de especialistas que estudie y realice un informe de conclusiones sobre "el esclarecimiento de las violaciones de derechos humanos a lo largo de la dictadura franquista a través de la recepción de testimonios, información y recopilación de documentos".

Otro de los acuerdos que la coalición abertzale ha sellado con los conjuntos del Gobierno contempla la declaración "explícita" en la ley de la "ilegalidad y también ilegitimidad" de los tribunales franquistas constituidos desde el Golpe de Estado de 1936, de esta manera "como la nulidad de sus resoluciones y condenas".

El acuerdo dejará al PSOE y Podemos arrimarse a la mayor parte bastante para aprobar la Ley de Memoria Democrática más allá de la oposición del PP, Vox y ciudadanos y la falta según Esquerra, y sucede que el Gobierno asimismo tiene atado el acompañamiento del PNV y de otras minorías.


(SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)