• martes 27 de septiembre del 2022
728 x 90

Biden y el recurrente enfrentamiento sobre su edad frente a un viable segundo orden

img

El Partido Demócrata tiene opciones para un "plan B" pero socios defienden que prosigue preparado para realizar su trabajo

MADRID, 25 Jun.

El incidente sufrido la semana anterior por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que se cayó de la bicicleta frente a las cámaras, ha avivado el enfrentamiento sobre la edad de un dirigente que por el momento sostiene su deseo de aspirar a un segundo orden en la Casa Blanca, si bien para entonces tendría ahora 81 años.

Biden ahora se transformó en 2020 en la persona de sobra edad en asumir el poder en Estados Unidos, un razonamiento que tiende a estar en boca del Partido Republicano para cuestionar su aptitud para gobernar el país. El expresidente Donald Trump lo usó a lo largo de la campaña anterior a las últimas selecciones, más allá de que entre los dos hay solamente 4 años.

Biden ahora habría hecho entender a su ambiente mucho más próximo, incluyendo el expresidente Barack Obama, que procurará la reelección y la representante de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, señalo este mes que el presente gobernante "tiene planeado presentarse en 2024".

Los aconsejes de presidentes están ahora aun aprendiendo cuándo y de qué forma comunicar esta segunda candidatura, con la visión puesta en primavera de 2023, según fuentes citadas por el períodico 'The Washington Articulo'. De confirmarse, repetiría los tiempos de Obama.

Sin embargo, en el Partido Demócrata han surgido ciertas voces críticas o cuanto menos recelosas con un nuevo intérvalo de tiempo de 4 años de Biden en la Casa Blanca. La miembro del congreso Alexandra Ocasio-Cortez, entre las figuras mucho más conocida de la novedosa ola progresista, ha rehusado pronunciarse y el empresario Andrew Yang, que se presentó a las primarias demócrata en frente de Biden, ha apuntado en afirmaciones a The Hill que la edad de Biden va a ser "un inconveniente legítimo para bastantes votantes" en el período electoral en cierne.

Uno de los primordiales aconsejes de ámbas campañas de Obama, David Axelrod, ha señalado del mismo modo que la edad "va a ser uno de los más importantes temas" en el caso de una exclusiva carrera electoral de Biden. "La Presidencia es un trabajo de enorme manera riguroso y la verdad es que el presidente estaría mucho más cerca de los 90 que de los 80 en el momento en que concluya su segundo orden", ha proclamado a 'The New York Times'.

Entre el 'establishment' conservador asimismo ronda este enfrentamiento y el diario 'The Wall Stret Journal' abogó en un reciente editorial por "romper el tabú de la edad de Biden", ironizando con visto que los demócratas y los medios similares hayan descubierto "de súbito" que se aproxima a los 80 años.

El enfrentamiento se traslada asimismo caminando de calle. Para el 62 por ciento de los estadounidenses, Biden es "bastante mayor para ser presidente", según la encuesta Harvard-Harris publicada este mes y que suma el aspecto edad a la lista de contras de un presidente que ha perdido popularidad desde el pasado verano.

Mientras tanto, los medios prosiguen poniendo de manifiesto las atenciones que recibe el mandatario de EEUU para ponerse cada día con los hechos, como ocurrió este pasado viernes sin ir más allá, en el momento en que presidente mostró por fallo a los fotógrafos una lista de normas recibida a lo largo de una asamblea con hombres de negocios.

El papel entendía oraciones cortas y fáciles de normas para el presidente a lo largo de la asamblea que afirmaban "Usted toma SU taburete", "Usted hace breves comentarios" y "Usted se va". El presidente asimismo recibió normas de charlar con ayudantes concretos, hacerles cuestiones y darle las gracias antes de irse.

La popularidad de Biden cayó bajo el 50 por ciento en el momento en que no llevaba 200 días en el Despacho Oval y se ubica en la actualidad en el ambiente del 40 por ciento, según la firma encuestadora Gallup. Nuevos retos como la inflación intimidan con lastrar mucho más aún la imagen del gobernante.

La tradición establece que quien se sienta en el Despacho Oval lo realiza por ocho años, o cuando menos intenta que de esta manera sea, con lo que visto que Biden renunciase 'motu proprio' a la reelección supondría un jalón en la política de norteamérica y podría marcar en determinada medida la senda de los solicitantes demócratas alternos.

El partido tiene múltiples opciones mucho más jóvenes en la recámara, comenzando por la vicepresidenta, Kamala Harris, de 57 años, pero por el momento no no hay duda de que fueran a conseguir un mejor resultado que Biden. Además, aún está por ver si Trump cumple su promesa y también procura regresar a la Casa Blanca en los comicios de 2024.

"Mira, es un inconveniente", reconoció a 'The Hill' un estratega demócrata, bajo condición de anonimato por lo sensible del tema. "Está muy mayor y todos lo saben pero absolutamente nadie desea charlar de eso por temor a ofenderle a él o a alguno a su alrededor", señala.

Otro aliado de Biden reconoce asimismo que el presidente "es mayor y semeja mayor, y eso no da buena imagen a la Casa Blanca", pero "todo es cuestión de salud mucho más que de edad y prosigo suponiendo que puede desempeñar su trabajo, pero vuelva a hacerme esta pregunta en un par de años".

Sea como fuere, todo apunta a que Biden procurará llevar a cabo ver que todavía es de manera perfecta capaz a nivel físico y mental para sostenerse como presidente, un plan donde se enmarcaría su fallido recorrido en bicicleta o sus entradas a la carrera en distintos niveles.