• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

Biden comunica un principio en concordancia para eludir una huelga en el transporte ferroviario de mercancías

img

MADRID, 15 Sep.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, comunicado este jueves un principio según sindicatos y compañías ferroviarias tras múltiples días de negociaciones y frente a la amenaza de huelga en el transporte de mercancías a lo largo de la día de este viernes, algo que ha descrito como "una esencial victoria para la economía y la población estadounidense".

Biden ha argumentado que el principio en concordancia "es una victoria para millones de trabajadores ferroviarios que han trabajado de manera incansable a lo largo de la pandemia para asegurar que las familias y comunidades estadounidenses han recibido los abastecimientos que nos sostuvieron en marcha a lo largo de estos años bien difíciles", según un aviso anunciado por la Casa Blanca.

En este sentido, ha detallado que los trabajadores del ámbito "van a recibir mejores sueltos, condiciones laborales mejoradas y calma cerca de sus costos sanitarios, todo ello fuertemente ganado". "El acuerdo es asimismo una victoria para las compañías ferroviarias, que van a poder sostener y contratar a mucho más trabajadores para una industria que proseguirá siendo una parte de la columna vertebral de la economía estadounidense a lo largo de las próximas décadas", ha argüido.

Por ello, Biden dió las merced a los sindicatos y las compañías ferroviarias "por negociar de buena fe", mientras que ha aplaudido que "la economía logre eludir el daño importante que hubiese supuesto una huelga". "Con el desempleo cerca de mínimos históricos y signos de avance en la rebaja de los costos, el acuerdo nos deja continuar peleando por un desarrollo económico en un largo plazo que ande para las familias trabajadoras", ha remachado.

Por su parte, un representante del Departamento de Trabajo estadounidense ha podido confirmar en afirmaciones concedidas a la agencia de novedades Bloomberg que las compañías y los negociadores de los sindicatos han logrado un principio en concordancia que "equilibra las pretensiones de los trabajadores, las compañías y la economía nacional".

Durante la día del miércoles, el primordial operador de trenes de Estados Unidos, Amtrak, había comunicado la suspensión desde este jueves de todos y cada uno de los servicios de tren de gran distancia frente a la oportunidad de huelga, tras la cancelación de servicios en otras sendas entre el martes y el miércoles.

Amtrak, que no participa en las negociaciones, comenzó el miércoles a cambiar los horarios y servicios de trenes de usuarios que tengan la posibilidad de verse damnificados caso de que se anuncie una huelga por la parte de trabajadores del transporte ferroviario de mercancías, que sería la primera en todo el país en los últimos 30 años. El inconveniente proviene de que una interrupción del servicio afectaría a vías que son propiedad de compañías implicadas en el enfrentamiento laboral, lo que provocaría que exactamente las mismas dejarían de estar operativas en el caso de huelga, afectando a las operaciones de transporte de usuarios que acomete Amtrak.