• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Berlín pondera sus opciones para asegurar el suministro de gas mientras que Rusia detiene el gasoducto Nord Stream 1

img

BERLÍN, 12 Jul. (DPA/EP) -

Las entregas de gas de Rusia a Alemania se han detenido a lo largo de diez días por trabajos de cuidado planeados en el gasoducto Nord Stream 1 del Mar Báltico, lo que ha causado aún mucho más indecisión en la mayor economía de Europa sobre el suministro de energía mientras que la guerra en Ucrania hace estragos.

"Aguardamos lo destacado y nos elaboramos para lo malo", ha subrayado el ministro de Economía alemán, Robert Habeck, añadiendo que cualquier persona que sea con la capacidad de ahorrar energía está ayudando a la seguridad energética europea.

A través de Nord Stream 1 --el conducto más esencial de gas ruso a Alemania-- ahora se habían achicado las entregas de gas a cerca del 40 por ciento de su aptitud en las últimas semanas. Esto tuvo un efecto dominante en el suministro de gas a otros países mucho más occidentales.

Con las tensiones entre Europa y Rusia en su punto mucho más prominente en décadas gracias a la guerra en Ucrania, los gobernantes alemanes están preocupados por la oportunidad de que el suministro de gas no se reanude el 21 de julio, cuando se hayan completado los trabajos de cuidado programados.

Alemania sencillamente deberá aguardar y ver. "No tengo ninguna información segrega, ni en un sentido ni en otro", indicó en la emisora ARD.

Cualquier interrupción de los flujos de gas sería muy amenazante para la industria alemana. Sin embargo, Habeck ha subrayado que había muchas otras alternativas encima de la mesa antes que fuera preciso el cierre de ámbitos industriales, como la construcción de plataformas flotantes de gas natural licuefactado.

Por en este momento, dijo que, los legisladores quieren completar las instalaciones de almacenaje de gas antes del invierno.

"Si no logramos conseguir mucho más gas en el mercado, deberemos achicar aún mucho más el consumo", ha señalado Habeck.

Por su parte, el directivo de la Agencia de Redes reguladora del gas de Alemania, Klaus Muller, dijo que habían llegado mensajes contradictorios desde Moscú, con el Kremlin asegurando que el suministro de gas volvería a la normalidad cuando la turbina reparada hubiese regresado desde Canadá, al paso que hacía ciertas afirmaciones muy duras.

"Para ser sincero, absolutamente nadie lo sabe", ha alertado Muller a la cadena alemana ZDF.

Un representante del Gobierno alemán ha reconocido este lunes que la turbina no se encontraba sosten a las sanciones de la Unión Europea, que excluyen el suministro de gas.

La parada de cuidado de diez días del Nord Stream 1 tiene por objeto revisar, arreglar o recalibrar el suministro eléctrico, los sistemas de seguridad contra incendios y de gas y algunas válvulas, según sea preciso, adjuntado con actualizaciones de programa.

En el pasado, trabajos de reparación afines han durado entre diez y 14 días y no en todos los casos se han completado en el período pensado.

Los trabajos de cuidado se generan en un instante en que Alemania trata de achicar urgentemente su dependencia del gas ruso, mientras que llena los depósitos de almacenaje para el invierno.

Por el instante, el gas ruso prosigue llegando a Europa por medio de Ucrania, con unos 41,1 millones de metros cúbicos programados para el primer día de la semana, si bien esto todavía es menos de media aptitud día tras día total del gasoducto.