• sbado 03 de diciembre del 2022
728 x 90

Belarra pide Presupuestos valientes y sociales y solicita al PSOE que no duplique el gasto militar si bien lo solicite EEUU

img

Ofrece hacer un fondo de diez.000 millones para inversión en sanidad y educación pública, una reforma fiscal ambiciosa y subir el SMI

MADRID, 4 Jul.

La asesora general de Podemos, Ione Belarra, ha urgido a abrir la negociación con el PSOE sobre los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2023 y marcó las preferencias de su capacitación para el desenlace de legislatura, con medidas "concluyente" de incremento de gasto popular.

En contraposición, ha publicado a su colega que las "emergencias" del país no es "duplicar el gasto militar", que a su juicio ahora están en escenarios "récord" por el hecho de que "España no está en guerra" sino más bien en protegerse de los efectos socioeconómicos del enfrentamiento de Ucrania, al argumentar que la ciudadanía "no requiere" obtener "bombas ni aeroplanos de combate" por "exigencia de una capacidad extranjera", en referencia a Estados Unidos.

De este modo, ha separado entre sus preferencias para las cuentas públicas la puesta en marcha de un fondo dotado con diez.000 millones para invertir en sanidad y educación pública, continuar bajando el abono de transporte público por mes hasta llegar a los diez euros, una reforma fiscal fuerte con subida de impuesto a enormes rentas y compañías o regresar a aumentar el salario mínimo interprofesional (SMI).

Así lo ha explicitado la asimismo ministra de Derechos Sociales a lo largo de su intervención en el Consejo de Coordinación de la capacitación, donde ha detallado la necesidad de aumentar la ambición de las políticas del Gobierno frente a la inclinación inflacionista y los efectos económicos ocasionados por la guerra de Ucrania.

Una situación que se genera tras la celebración de la Cumbre de la OTAN en Madrid y el llamamiento del ala socialista a sus asociados minoritarios a fin de que mediten y apoyen subir el presupuesto militar hasta un 2% del PIB del país.

"Haremos todo cuanto esté en nuestra mano para negociar que los próximos capitales integren medidas realmente concluyente, eficientes y valientes para resguardar el poder de compra y las condiciones de vida de la multitud de este país", ha fijado Belarra frente a la cúpula de Podemos para proteger que esta es la manera de "caminar hacia una victoria electoral" de la izquierda frente el progreso de las derechas.

Es mucho más, ha advertido de la "escalada belicista" que recorre Europa frente este enfrentamiento y ha alertado del duro golpe para la mayor parte popular que piensa la inflación, que "puede ofrecer al garete" con la "senda" que el Gobierno progresista llevó en los 2 últimos capitales, cuyo último jalón son las medidas de optimización del decreto anticrisis.

Pero a su juicio, los últimos hechos y afirmaciones llevan a un instante de legislatura donde "no se perciben unos objetivos políticos claros" en la acción del Gobierno y que esa percepción es compartida por "mucha gente progresista", que tiene la "sensación" de que Podemos "a solas" es quien levanta las "banderas" que han de ser "señal de identidad" de un Ejecutivo de izquierdas.

Por tanto, aseguró que los próximos capitales deben ser el "jalón" que reoriente el "rumbo" del Gobierno para "recobrar el ritmo" y devolverle un "horizonte político nítido". De hecho, ha publicado que ha de ser "la prueba del algodón" para "apresurar" transformaciones que las bases progresistas "llevan tiempo aguardando" y no tienen la posibilidad de dilatarse mucho más.

"Es la hora de lo urgente y de lo esencial", ha separado Belarra para demandar partidas de reforzamiento de los servicios públicos (sanidad, educación y cuidados) y de combate de la inflación.

Concretamente, ha demandado la aprobación "instantánea" de la novedosa Ley de Familias con la extensión de los privilegios de maternidad a seis meses, la puesta en marcha de una renta universal de cuidados de cien euros por mes y un permiso remunerado de siete días por año a todos y cada uno de los trabajadores para el precaución de sus familiares. También apela a cumplir el incremento de 600 millones para Dependencia y agrandar el Plan Corresponsables a 200 millones.

Además, demandarán en la negociación presupuestaria con el PSOE subir mucho más de 70 millones la inversión políticas de pelea contra las violencias machistas, seguir bajando el abono transporte hasta el momento en que cueste diez euros en todas y cada una de las comunidades y prohibir finalmente el corte de recursos a personas atacables, realizando que esas deudas amontonadas sean" asumidas" por las compañías eléctricas.

También ha enumerado, entre sus necesidades, regresar a subir el SMI sobre los criterios marcados por la Comisión Técnica que ha asesorado al Ministerio de Trabajo, acrecentar en un 15% el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que se utiliza para fijar el importe de muchas ayudas sociales, y actualizar las pensiones y los sueldos de los usados públicos según la inflación.

A su vez, ha detallado que el fondo de diez.000 millones para sanidad y educación pública asimismo está abierto a que las comunidades realiecen aportaciones y, por poner un ejemplo, ofrece que aporten un euro por cada 2 que reciban de esta partida. Otra condición es reservar un porcentaje mínimo de ese montante a la Atención Primaria y a la salud psicológica al tiempo que en la parcela didáctica blindará una parte de esa financiación a hacer mucho más plazas públicas para enseñanza de 0 a 3 años.

Por otro lado, la líder de Podemos ha exhortado a desplegar una reforma fiscal "ambiciosa" que "no puede aguardar mucho más", ya que no le semeja "aceptable" que tras estas 2 gravísimas crisis (la pandemia y la guerra de Ucrania) las considerables compañías y fortunas no hayan aportado ni un euro plus al tesoro público para hacerlas frente.

De esta modo, ha llamado a reequilibrar la balanza fiscal con un impuesto increíble a las energéticas, de app instantánea y pide un tipo mínimo del 15% sobre los resultados positivos de las considerables corporaciones.

Todo ello sumado a un impuesto a las considerables fortunas, que demandaron en el Congreso y que no apoyó el PSOE, que evite que comunidades como Madrid se transformen en "paraísos fiscales" y realice "rivalidad desleal" a otros territorios.

Pero además de esto ha solicitado bajar la tributación de las pequeñas y medianas empresas del 25 al 23%, utilizar la tasa 'morada' del IVA suprerreducido a modelos como pañales y también higiene femenina, o achicar asimismo este tributo al ámbito de la peluquería.

Noticias de hoy más vistas