• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Banco Santander recorta mucho más de 3.000 empleos en Reino Unido y Portugal en un año

img

La plantilla medra en España tras el enorme ERE pactado en 2020

MADRID, 24 Ago.

Banco Santander ha achicado su plantilla en Portugal y en Reino Unido en mucho más de 3.000 usados en el último año, concentrando estas 2 geografías los recortes de empleo acometidos por la entidad en Europa desde mediados de 2021, según refleja el informe financiero del banco pertinente al primer semestre de 2022.

Santander contaba en Reino Unido con 20.320 trabajadores en el mes de junio, 2.131 menos que un año antes, al paso que la filial portuguesa de Santander sumaba 4.977 trabajadores, 1.072 menos que en el primer mes del verano de 2021. En dicho intérvalo de tiempo, la red de áreas de trabajo en Reino Unido se redujo en 103 sucursales, hasta las 450, y en Portugal redujo en 32 áreas de trabajo, hasta 386.

Fuentes del banco consultadas por Europa Press afirman que los recortes respondieron a procesos de reestructuración llevados a cabo en los dos países el año pasado. De hecho, las cuentas cada un año del primer semestre de 2021 recogen un encontronazo de 293 millones en Reino Unido y de 165 millones en Portugal pertinente a costos de reestructuración en los dos países.

En Portugal, Santander realizó una reducción del número de áreas de trabajo y digitalizó una gran parte de sus procesos, atendiendo a los cambios de hábitos de sus clientes del servicio y al desarrollo de transformación digital de la banca, lo que vino acompañado de una reducción de la plantilla.

La entidad dio prioridad a los pactos particulares, según con la regulación portuguesa, que incluyeron provecho mayores a los legalmente establecidos, proyectos de salud, programas de recolocación y proposiciones de jubilación adelantada.

Santander contrató un asesor jurídico sin dependencia para comprobar las negociaciones y el contacto con los usados y diseñó un programa para respaldar a los trabajadores que dejaban la entidad en su novedosa etapa personal y profesional, unas medidas que dejaron a Santander Portugal lograr pactos con cerca del 96% de los usados damnificados por la reducción de plantilla. El 4% sobrante (49 usados) se vieron damnificados por un desarrollo de despido colectivo.

En Reino Unido, la reducción de plantilla es consecuencia del cierre de áreas de trabajo comunicado a inicios de 2021 por el aumento de clientes del servicio digitales acelerado por la pandemia, el cierre de 4 sedes centrales y la consolidación de otras en cinco áreas primordiales.

En la situacion de España, por contra, la plantilla medró en 120 trabajadores y se cerraron 30 áreas de trabajo desde junio de 2021, ya que en esa fecha ahora prácticamente se había materializado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supuso la salida de 3.572 usados en el país y el cierre de 1.033 áreas de trabajo (de las que 34 estaban atentos de ser clausuradas). En Polonia, la plantilla aumentó en 25 usados, hasta diez.468, y se cerraron 58 áreas de trabajo, manteniéndose una red de 413 sucursales.

Con en comparación con resto de geografías en las que Santander tiene presencia, la plantilla del banco asimismo descendió en Estados Unidos en 667 personas, hasta las 14.943, en Chile en 707 personas, hasta 9.921, y en Argentina en 300 personas, hasta 8.514 trabajadores. Por el opuesto, Santander sumó 8.628 usados en Brasil, hasta contabilizar 53.743, y 2.693 en México, hasta 28.236 trabajadores.

La plantilla asimismo medró en Digital Consumer Bank en 60 usados, hasta los 15.894, y en el centro corporativo en 68 personas, hasta los 1.811 trabajadores.

El plan de transformación de Banco Santander intenta conseguir un modelo operativo que viene dentro y mucho más digital en las distintas geografías en las que trabaja para hallar mayores eficiencias y ganar eficacia.

En el primer semestre de 2022, el conjunto situó sus costos de explotación en 11.435 millones de euros, un diez% mucho más que en exactamente el mismo intérvalo de tiempo de un año antes (y un 5% mucho más sin el encontronazo de los modelos de cambio), debido al alta repunte de la inflación. En términos reales (excluyendo el incremento de la inflación media), los costos bajaron un 4% en euros permanentes.

En Europa, los costos bajaron un 1% interanual en euros permanentes y un 7% en términos reales. Sin tomar en consideración el incremento de la inflación media, la reducción de costos fue del 17% en Portugal, del 11% en España, del 5% en Reino Unido y del 1% en Polonia.

Con todo, la ratio de eficacia de Santander en Europa mejoró en 3,9 puntos porcentuales en el año, hasta el 48,5%. A nivel conjunto, se situó en el 45,5%, 0,2 puntos porcentuales bajo un año antes.