• sbado 03 de diciembre del 2022
728 x 90

Banco de España asegura que los bancos "deberán acrecentar" sus provisiones para contemplar los peligros recientes

img

MADRID, 4 Oct.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aseguró este martes que los bancos "deberán acrecentar sus provisiones para lograr contemplar las potenciales pérdidas" derivadas de los peligros recientes.

Durante la inauguración del V Foro de Banca ordenado por el períodico 'El Economista', Hernández de Cos pasó gaceta a la situación financiera de España y ha señalado varios de los peligros, derivados de la elevada inflación y de las subidas de géneros de interés.

No obstante, el contexto de hoy del campo bancario "una parte de una situación parcialmente conveniente", con una caída del 12,4% en el segundo período de tres meses del crédito incierto del campo privado habitante, situándose la tasa de inciertos de los préstamos bancarios en el 3,8% en el mes pasado de junio, "volviendo a registrar mínimos tras la crisis financiera global".

También los préstamos en supervisión particular "han acentuado su ritmo de corrección", hasta reducirse prácticamente un diez% interanual en el mes de junio, y representando hoy en día un 7% de la cartera de préstamos al campo privado habitante, más allá de que sigue sobre los registros prepandemia. "Como es lógico, es en los campos mucho más damnificados por la pandemia y por el alza de los costos energéticos donde se concentran las mayores inseguridades", ha ahondado el gobernador.

En cuanto a la rentabilidad del campo bancario español, continuó progresando en la primera mitad del año, una vez se descuentan los desenlaces expepcionales derivados de las fusiones en 2021.

El retorno de capital (ROE, por sus iniciales en inglés) se situó en el diez% en el primer semestre, 2 puntos porcentuales mucho más que en el primer mes del verano de 2019, al tiempo que la ratio de capital ordinario de nivel 1 (CET1) del grupo de las entidades se situó en el 12,9% en el primer mes del verano, 50 puntos básicos bajo su nivel en exactamente el mismo mes del año previo, pero 70 puntos sobre el nivel prepandemia (12,2%).

Hernández de Cos ha señalado que este nivel de solvencia supone la presencia de unos jergones de capital voluntarios sobre los requisitos regulatorios significativos, "si bien inferiores a los del resto de los primordiales países de europa".

Sin embargo, indicó a lo largo de su intervención que la estimación del encontronazo del contexto de hoy sobre la rentabilidad y la solvencia de la banca "resulta mucho más complejo". "De un lado, el incremento de las clases de interés va a suponer que las novedosas operaciones de préstamo producirán mayores desempeños, exactamente la misma los préstamos ahora que ya están concedidos a tipo variable. Así, si bien presumiblemente el volumen de crédito se modere en la situación de hoy, cabe aguardar que los capital salvajes aumenten, particularmente a corto plazo", explicó.

Por el lado opuesto, el gobernador del Banco de España ha apuntado al incremento de los costos de financiación, tanto por los instrumentos de deuda emitidos por las entidades en los mercados financieros como por los depósitos, si bien este último aspecto afectaría en menor medida. "Cabe aguardar que el volumen de depósitos se vea impulsado en alza, al acrecentar su remuneración y debido al ambiente de indecisión", ha precisado.

Por otra sección, el incremento de los modelos de interés asimismo se traduciría "de manera inmediata" en una revisión a la baja de las votaciones de los títulos de renta fija, pública y privada, que las entidades tienen en sus cómputos, si bien la traslación contable de estas menores votaciones unicamente se generaría caso de que los activos estén libres para la venta, pero no si las entidades las sostienen en sus cómputos hasta el vencimiento de los títulos.

En caso de ocurrir de esta forma, los bancos conseguirían menores rentabilidades que las que dan las novedosas emisiones que se pongan en circulación. "En las entidades españolas, menos de la mitad de estas tenencias de deuda estaban clasificadas como libres para la venta a fines de 2021", ha expuesto el gobernador

"Y, en un horizonte algo mucho más extenso, que puede alcanzar uno o un par de años, es en el momento en que se manifestarían parte importante de los efectos negativos sobre la aptitud de hogares y de compañías para realizar en frente de sus obligaciones financieras del contexto de hoy y sosprechado", aseguró Hernández de Cos.

Así, a consecuencia de esta situación, cree que las entidades "deberán acrecentar sus provisiones para lograr contemplar las potenciales pérdidas". "Complementariamente, la inflación asimismo podría subir los costos operativos de las entidades", ha añadido.

El encontronazo neto de todos estos peligros para las entidades en un horizonte de tres años "podría ser negativo en ciertos niveles", con lo que ha insistido a los bancos a que "extremen la prudencia" y que se realice un rastreo "meticuloso" de los peligros, puesto que tienen la posibilidad de presenciar una evolución desfavorable "de manera rápida" y obligar a "proponer nuevos niveles de tensión".

"Todo ello nos transporta a sugerir a las entidades que sean muy cautelosas con su política de provisiones y con su planificación del capital en los próximos trimestres", ha recalcado el gobernador del Banco de España.

Hernández de Cos asimismo se ha referido a la situación de las sociedades no financieras y de los hogares. Así, ha señalado que se estaría generando en los últimos meses un "mayor dinamismo" del crédito empresarial, una evolución que respondería tanto a la cobertura de pretensiones de financiación de las compañías como a un fundamento de precaución, en tanto que asimismo se estaría acelerando el desarrollo de sus depósitos bancarios. Además, el efecto de los aumentos de las clases de interés ahora se estaría apreciando en la novedosa financiación a compañías.

En cuanto a los hogares, el crédito se mantuvo en un nivel permanente en los últimos meses. Sin embargo, el Banco de España valora un accionar diferencial entre los préstamos hipotecarios, que medran de manera sostenida a un ritmo levemente superior al 1%, y el crédito para consumo, que reduce a tasas de cerca del 4%. Además, en contraste a las compañías, las familias no estarían acelerando el desarrollo de sus depósitos bancarios en 2022, pero sostienen un desarrollo sostenido de este producto desde 2021, superior al 5%.

Por otro lado, Hernández de Cos se ha referido al "importante" incremento de la deuda pública sobre el PIB, después de las políticas fiscales puestas en marcha por el Gobierno para atenuar el efecto de la pandemia de la Covid-19, más allá de que indicó que la deuda "ahora se ubicaba en escenarios superiores antes de la pandemia".

"Está claro que este alto endeudamiento público, adjuntado con el asimismo prominente déficit público estructural, suponen causantes de puerta de inseguridad en frente de un endurecimiento de las condiciones de financiación como el que ocurre hoy en día y disminuye el margen para maniobrar de la política fiscal frente alteraciones futuras", aseguró el gobernador.

Por el lado opuesto, ha señalado la reducción, "mayor a la en un inicio sosprechada", del déficit público en este ejercicio y el importante alargamiento del vencimiento medio de la deuda pública en España, que sobrepasa los ocho años y retrasa el encontronazo de los aumentos de géneros de interés sobre la carga financiera de la deuda pública.

"En cualquier situación, las pretensiones de financiación cada un año del campo público español se ubican en escenarios superiores, cerca de los 20 puntos del PIB", ha señalado el gobernador, que ha pedido adoptar un plan presupuestaria de medio período, que integre la "definición instantánea" de un plan de consolidación fiscal plurianual para su ejecución, una vez superados los efectos económicos de la pandemia y de la guerra en Ucrania.

Noticias de hoy más vistas