• viernes 30 de septiembre del 2022
728 x 90

Bachelet solicita a España y Marruecos depurar responsabilidades por lo ocurrido en Melilla

img

Bachelet demanda la crueldad con la que se empleó la Policía marroquí

MADRID, 28 Jun.

La alta comisionada por los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, ha pedido este martes a los gobiernos de España y Marruecos que lleven a cabo una investigación "eficaz" y también "sin dependencia" de lo ocurrido el pasado viernes en Melilla en el momento en que murieron por lo menos 23 migrantes en el momento en que procuraban atravesar la valla.

"Nos encontramos intensamente preocupados por la desaparición de cuando menos 23 migrantes africanos y por las lesiones de cuando menos otros 76 en el momento en que procuraban atravesar de Marruecos a España el 24 de junio", apunta Bachelet.

"Hacemos un llamamiento a los 2 países para asegurar que se haga una investigación eficaz y también sin dependencia como primer paso para entablar las situaciones de las muertes y de las lesiones, las probables responsabilidades y asegurar la rendición de cuentas, según sea correcto", ha demandado.

Las expresiones de Bachelet se dan paralelamente con la reclamación del comité de Naciones Unidas para la Protección de los Trabajadores Migrantes y sus Familias que este martes ha pedido asimismo a Marruecos y España abrir "en el instante" una investigación "intensa" y "transparente" de lo ocurrido.

Bachelet ha señalado que la catástrofe del viernes en Melilla registró el "número mucho más prominente de muertes en un solo hecho" ya hace "bastante años" y ha denunciado la crueldad con la que se empleó la Policía marroquí.

"Recibimos demandas de migrantes golpeados con porras, patadas, empujados y atacados con piedras por gobernantes marroquíes en el momento en que procuraban escalar la cerca de alambre de púas, de entre seis y diez metros de altura, que divide Marruecos de Melilla", ha contado la alta comisionada.

"Hacemos un llamamiento a Marruecos y a España a fin de que aseguren el respeto de los Derechos Humanos de los migrantes en su frontera común y, particularmente, que sus agentes fronterizos se abstengan de cualquier empleo elevado de la fuerza contra ello", ha solicitado.

A su vez, Bachelet ha pedido a las autoridades de los dos países que tomen "las medidas primordiales" en colaboración con otros organismos de todo el mundo, como la Unión Europea, o la Unión Africana para llevar a cabo mecanismos de gobernanza fronteriza en sintonía con el respeto de los Derechos Humano.

Esto significa, ha detallado, el ingreso a vías migratorias seguras, a evaluaciones personalizadas de todos los solicitantes de asilo, protección contra las expulsiones colectivas y devoluciones en ardiente, tal como contra arrestos y detenciones arbitrarias.