• lunes 05 de diciembre del 2022
728 x 90

Aznar culpa a las "malas políticas" de Sánchez que España no haya recuperado su nivel económico prepandemia

img

Alarma que padecen un "chantaje" energético y nuclear con Putin y lamenta la "colosal penetración" de China y Rusia en América latina

MADRID, 20 Oct.

El expresidente del Gobierno José María Aznar, ha recalcado que urge meditar de qué forma se puede medrar y ha culpado a las "malas políticas" del Gobierno de Pedro Sánchez que España no haya recuperado aún su nivel económico prepandemia, como sí hicieron otros países de europa. Tras lamentar el "chantaje" energético y nuclear que padecen en estos instantes, ha alertado de la "colosal penetración" de China y Rusia en países iberoamericanos.

De esta forma se pronounció en su intervención en el Foro Internacional "20 años de FIL: Democracia y Libertad" que la Fundación Internacional para la Libertad que encabeza el Premio Nobel Mario Vargas Llosa ha ordenado en Madrid con ocasión de su vigésimo aniversario.

En preciso, Aznar participó al lado de los expresidentes de México, Ernesto Zedillo y Felipe Calderón, y el exministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, en el panel 'Presente y futuro de Iberoamérica. Nuevos retos'. El foro de discusión, que se ha festejado en el Auditorio de la sede de la Comunidad de Madrid, ha contado antes con la intervención de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Aunar, que encabeza el Instituto Atlántico de Gobierno (IADG), ha arrancando su alegato destacando que viven tiempos "desorganizados y de enorme manera confusos", llenos de "indecisión". Sin embargo, ha señalado que la vocación de un mandatario político "debe ser procurar ofrecer certezas" pues para ofrecer incertidumbres "ahora hay bastantes aspirantes y voluntarios".

El exjefe del Ejecutivo indicó que la Covid-19 "fué trágica para todos" y tuvo "efectos durísimos en muchas unas partes del planeta". "En España asimismo, donde no se ha recuperado todavía el nivel económico prepandemia. Es el único país europeo que no lo ha realizado por las malas políticas que se practican, no por otra razón", ha proclamado.

Además de esto, ha señalado que viven una "guerra despiadado" en Europa tras la "horrible" invasión de Ucrania, con un "peligro de extensión de la guerra realmente cierto y donde buena lugar de este mundo está tolerando 2 chantajes": un "chantaje energético de primera intensidad" y un "chantaje nuclear" que espera que no llegue a "una intensidad irreversible".

Esos hechos, ha proseguido, encajan con un "desarrollo de digitalización" y la "revolución tecnológica más esencial de la crónica de la raza humana" que, a su juicio, da "muchas ocasiones a la independencia" pero asimismo supone peligros. "Jamás en la historia el hombre fué tan manipulable como lo es el día de hoy y eso perjudica de manera esencial al ejercicio de la independencia", ha sobre aviso.

Asimismo ha aludido por fin de la globalización que se abrió tras la guerra fría, con un desarrollo de regionalización por conjuntos y bloques que llevó por fin de la expresión política del llamado orden liberal y la primacía de las instituciones liberales. Según ha añadido, la consecuencia es una inclinación clara a que las democracias liberales sean reemplazadas por "teóricos sistemas déspotas o iliberales".

Aznar ha señalado que viven unas situaciones económicas "asombrosamente bien difíciles y complejas", con una crisis energética. "La crisis petrolera del año 73 no guarda relación con la presente", ha apostillado, para añadir a eso se aúna un "movimiento inflacionario creciente en todos y cada uno de los países", que están "constreñidos por una gran deuda y déficit públicos".

Además de esto, ha lamentado que se preste "poca atención al desarrollo" y ha destacado que los líderes y los gobiernos deberían "estar mucho más concentrados en de qué forma tienen la posibilidad de medrar, hacer ocasiones y crear para entonces poder repartir".

"Si observamos a Iberoamérica, observamos políticamente elementos de retroceso democrático, con populismos muy libres, a los cuáles en España tampoco somos extraños, o situaciones radicales exagerados que ponen en riesgo las bases de democracias liberales y también ciertos países", enfatizó.

El expresidente ha lamentado la carencia de un liderazgo estadounidense y una presencia "desgastada y reducida de España en la zona". "EEUU no existe en América latina", aseguró, para añadir que eso "significa una sepa de interés asimismo de la UE en América latina".

Aznar ha señalado ciertos inconvenientes "habituales" que afectan a esos países latinos como "la debilidad institucional, la carencia de seguridad jurídica, el poco avance del Estado de Derecho y el poco desarrollo". Y ha alertado de que "el primer aspecto de competitividad de un país todavía es su institucionalidad".

En este contexto, el expresidente del Gobierno ha apuntado 2 campos de ocasión en América latina: la revolución tecnológica y digital; y la revolución verde. Sobre la primera, dijo que hay que achicar la brecha que los países iberoamericanos tienen con otras zonas de todo el mundo por el hecho de que si no lo hacen, las ocasiones económicas y sociales "van a quedarse reducidas".

En segundo rincón, el expresidente del Gobierno puso el acento en la transición verde y indicó que todas y cada una de las cuestiones que se relacionan con la energía tienen en Iberoamérica "una ocasión excepcionalmente importante" en lo que se refiere a elementos minerales, petróleo, elementos naturales, biodiversidad o aguas dulces.

Eso sí, Aznar expresó su deseo de que Iberoamérica no mire "hacia donde no debe" por el hecho de que eso transporta a que "la predominación de poderes extraños" esté "muy presente". "Quiero decir que la gran penetración china y rusa en numerosos países iberomaroamericanos. Para Iberoamérica conformar lugar de este mundo atlántico de las libertades, que aun fragmentadamente va a proseguir siendo la enorme garantía de la independencia y la seguridad en el planeta, me semeja básico", ha finalizado.

Noticias de hoy más vistas