• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Australia va a pagar 555 millones de euros a la francesa Naval Group en forma de compensación

img

MADRID, 11 Jun.

El nuevo presidente australiano, Anthony Albanese, anunció este sábado que Australia va a pagar 555 millones de euros a la compañía francesa Naval Group como compensación por anular en el mes de septiembre de 2021 un convenio de 38.000 millones de euros por la venta de 12 submarinos.

"El Gobierno previo tomó la resolución de rescindir el contrato (...) para las Fuerzas de Defensa de Australia. (En este momento) Hemos llegado a un convenio justo y equitativo de 555 millones de euros (cerca de 830 millones de dólares americanos australianos) con Naval Group", ha detallado Albanese en un aviso.

De este modo, el Gobierno de Australia busca "proseguir adelante" con la relación con Francia, que se había visto perjudicada una vez que el previo Ejecutivo acordase la creación de una coalición para la adquisición-venta de submarinos con Reino Unido y Estados Unidos, famosa como AUKUS.

Albanese ha asegurado que, "en este momento que el tema está resuelto", la relación de Australia y Francia puede "continuar adelante". "Australia y Francia distribuyen profundos nudos históricos de amistad, forjados en el sacrificio común en la guerra", ha añadido el presidente australiano.

Asimismo, el gobernante de Australia puso en valor que los dos países son "democracias vibrantes, comprometidas con la defensa de los Derechos Humanos", tal como al "papel y el deber activo de Francia" en el Indo-Pacífico.

"Dada la gravedad de los retos que encaramos tanto en la zona como en todo el mundo, es fundamental que Australia y Francia de nuevo se asocien para proteger nuestros principios y también intereses compartidos: la primacía del Derecho Internacional, el respeto a la soberanía, el rechazo a todas y cada una de las maneras de coerción, tal como la toma de medidas decididas contra el cambio climático", ha añadido Albanese.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, llegó a acusar en el mes de noviembre de 2021 al entonces presidente australiano Scott Morrison de engañarle sobre la frustrada venta de submarinos tras la creación de AUKUS.

"Tengo bastante respeto por su país. Tengo bastante respeto y mucha amistad por su pueblo. Simplemente digo que en el momento en que hay respeto, hay que ser sincero y hay que actuar de manera consistente con esto", expresó Macron, que lamentó en un reportaje con el períodico 'The Sydney Morning Herald' que la "relación de seguridad" entre los dos países se rompiese.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció poco tiempo después frente Macron que la crisis liberada por la frustrada venta de submarinos fue consecuencia de "una torpeza" de la Casa Blanca, en un ademán que el gobernante francés aceptó como el punto de inicio para el fortalecimiento de la relación bilateral con la mirada "hacia el futuro".