• sbado 03 de diciembre del 2022
728 x 90

Australia se transporta el billete a Catar en los penaltis

img

MADRID, 13 Jun.

La selección de Australia jugará su quinta Copa del Mundo sucesiva tras adjudicarse este lunes el billete de la repesca para estar en la cita de fin de año en Catar entre la Confederación Asiática y la CONMEBOL al vencer en la serie de penaltis a Perú tras igualar sin tantos el tiempo reglamentario.

Los 'Socceroos' celebraron su clasificación en el Estadio Ahmad bin Ali tras un choque muy igualado, donde los dos combinados tuvieron escasas, pero buenas, oportunidades para haber eludido jugarse el pase desde los once metros.

Ahí, se encumbró el guardameta Redmayne, al que su seleccionador, Graham Arnold, decidió meter por el verdadera Ryan en el momento en que se terminaba la prórroga intentando encontrar que este mostrase aparentemente sus mejores talentos en los penaltis.

Sus movimientos en la línea antes de los lanzamientos fructificaron en el de Valera, ahora en la 'muerte súbita' en la tanda, y el mezclado australiano completará el conjunto D al lado de la presente campeona, Francia, Dinamarca y Túnez. Los de Ricardo Gareca, en cambio, fueron los que lloraron al no poder hallar clasificarse para su segunda Copa del Mundo sucesiva y reiterar el logro de 1978 y 1982.

El acercamiento tuvo la emoción que marcó siempre y en todo momento el resultado. Australia se plantó bien y supo supervisar el desafío en su primera mitad, llevando la mayoria de las veces riesgo por su costado derecho y sin padecer bastante frente a un contrincante algo inidentificable.

Perú mejoró tras el reposo y tuvo mucho más empaque en el choque, si bien las oportunidades eran con cuentagotas. Las mejores llegaron para los australianos en el tramo final de la segunda mitad, con sendos remates de Behich y Hrustic, pero el primero tocó el palo y el segundo se halló con Gallese.

En la prórroga, ahora con menos fuerza en los dos, el acercamiento se abrió y fue la selección peruana la que ha podido eludir los penaltis, primero con un remate de Cueva y después, prácticamente a renglón seguido, con un cabezazo al palo de Flores. Los penaltis debieron elegir y el fallo inicial de Boyle, que se encontró con Gallese, se vio compensado por el de Advíncula, que no ha podido sobrepasar el palo. Al final, Redmayne le adivinó la intención a Valera y Australia va a vivir la celebración del Mundial.

Noticias de hoy más vistas