• jueves 08 de diciembre del 2022
728 x 90

Aurora Luque, Premio Nacional de Poesía: "Humanidades está aniquilada. En ocasiones el enemigo no es la ley sino más bien el centro"

img

   MADRID, 22 Sep.

   La autora Aurora Luque, premiada este jueves con el Premio Nacional de Poesía del año 2022 por su obra 'Un número finito de veranos', ha lamentado que Humanidades está "salvajemente maltratada, niguneada, aniquilada", puesto que en este momento "es realmente difícil estudiar Griego y Latín".

   "En ocasiones el enemigo no es la ley, sino más bien los propios centros, nuestro profesorado pone dificultades. No hay que echar todas y cada una de las culpas a las leyes, que están muy mal diseñadas, sino más bien a las propias gestiones, en ocasiones el enemigo de las Humanidades están en los centros académicos", ha advertido Luque en afirmaciones a Europa Press.

   En este sentido, ha señalado que, debido al "castigo" que se le da a estas materias en la educación, "más adelante no habrá una Irene Vallejo pues no estudiarán Griego y Latín". "No se va a dar una Irene Vallejo potencial, si no tienen capacitación en leguas que dejan entrar a las literaturas no va a haber mucho más, se termina el ingreso al planeta tradicional", ha asegurado.

   Para la poeta, ganar el Premio Nacional fué "una gran sorpresa" gracias a que el libro "no se vió bastante" al estar en una editorial "pequeña". "No lo aguardaba, no recordaba que se fallaba por estas datas y fué una sorpresa colosal", ha festejado.

   La premiada, que ha confesado no comprender la dotación precisa del premio, concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte y dotado con 20.000 euros, ha subrayado que "igual" se marcha a Grecia, que es donde le gusta viajar.

   Sobre el número de seguidores que tiene la poesía, Luque apostó por "no apreciar la proporción de seguidores" puesto que, en sus expresiones, "en el momento en que hubo un sinnúmero de leyentes es pues la poesía ha bajado de calidad, con editoriales muy enormes y capaces".

   De esta forma, explicó que, como la poesía "no entra en el mercado no prosigue el juego del mercado", con lo que "no cuenta" el aspecto cantidad, sino cuenta "el aspecto pasión, desconcierto". "La difusión es segrega, frecuentemente los libros mucho más valorados son los que circulan en ediciones poco menos que artesanales y no en todos los casos va unida la visibilidad editorial con lo que la multitud verdaderamente lee", ha precisado.

   En exactamente la misma línea, la autora de 'Un número finito de veranos' ha incidido en que la poesía "tiene otro circuito, no es un producto amado en el mercado, ni se compra y ni se vende, es de lo menos comercial que hay en el planeta cultural".

   En este punto, Luque ha reconocido que ella no vive de la poesía, si bien tampoco desearía vivir de ella. "No vivo de la poesía y no quisiese vivir de ella, mis traducciones son de poesía asimismo y traduzco solo lo que me gusta", ha concluido.

   El jurado ha señalado su obra por su "prominente calado lírico, enternecedora, riguroso, transparente, que ubica la voz peculiar de la autora como una de las considerables versistas" de la actualizad.

   "Por ser un libro de los gozos: de la hermosura, de la palabra, de lo sensual, de la vida por norma general. Un canto al Mediterráneo y al amor por la tradición griega, que mira el cosmos desde el pasado para entender el presente, utilizando los elementos de la tradición y las maneras de la Antigüedad para interpretar nuestros días. Un mosaico tradicional que recobramos hoy en día y que nos traslada al pasado", añade.

   Luque (Almería, 1962), es poeta, narradora y traductora y se doctoró en Filología Clásica por la Universidad de Granada. En Málaga trabajó como maestra de heleno, articulista, editora y gestora cultural, ocupando la dirección del Centro Generación del 27 entre 2008 y 2011. También creó y dirigió la compilación de poesía Cuadernos de Trinacria y, al lado de Jesús Aguado, la compilación MaRemoto de poesía de otras etnias del CEDMA.

   En 2005 creó la editorial Narila. Asimismo, formó una parte del Consejo Asesor de la compilación Puerta del Mar, asimismo del CEDMA, tal como del Consejo Rector del Instituto del Libro del Ayuntamiento de Málaga y del Consejo Social de la Universidad de Málaga. También forma una parte del conjunto de investigación Traducción, literatura y sociedad de la Universidad de Málaga.

   Ha anunciado poemas en gacetas como Barcarola, Turia, Clarín, Ficciones o Zurgai. En su obra poética resaltan, entre otros muchos títulos: 'Gavieras', con la que consiguió el Premio Loewe en 2019, 'Orinque' (2017), 'Haikus de Narila. Portuaria' (2017), 'Los limones abstraídos. Poemas mediterráneos' (2016), con el que consiguió el Premio Estado Crítico 2016, 'Personal