Crónica España.

Crónica España.

Aumentan las pérdidas de Polestar un 13% en medio de la baja demanda de vehículos eléctricos.

Aumentan las pérdidas de Polestar un 13% en medio de la baja demanda de vehículos eléctricos.

El fabricante sueco de vehículos eléctricos Polestar ha sufrido un fuerte golpe al ver cómo sus pérdidas aumentaron más del 13%, llegando a los 1.363 millones de euros en 2023, en comparación con los 1.204 millones de euros del año anterior, según ha anunciado la compañía en un comunicado emitido este viernes.

La disminución en la demanda de vehículos eléctricos y los problemas internos enfrentados por la empresa en los últimos meses han sido determinantes en el retraso de la presentación de sus estados financieros ante el regulador, debido a errores contables e infracciones a las normativas del Nasdaq.

Con una reducción del 3% en los ingresos a un poco más de 60 millones de euros, Polestar se ha visto afectado por mayores descuentos y la baja en las ventas de créditos de carbono.

A su vez, el resultado bruto ha sufrido una caída significativa, llegando a los 429 millones de euros, debido al deterioro de los activos intangibles del Polestar 2 y a mayores gastos en instalaciones y equipamiento.

Además, el gasto en publicidad, ventas y promoción relacionadas con las campañas y eventos comerciales para los lanzamientos globales del Polestar 3 y Polestar 4 aumentó un 1%, alcanzando los 115 millones de euros.

Las entregas del Polestar 3 a los clientes ya han comenzado y se espera que aumenten durante el verano, lo que lleva a la empresa a tener esperanzas de revertir la situación en los próximos meses.

Desde su separación del grupo Volvo hace casi dos años, la empresa ha visto disminuida su capitalización en casi un 95%, debido a un alto gasto de efectivo y unas ventas más lentas de lo esperado en el segmento premium de vehículos eléctricos de cero emisiones.