• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Arrimadas no desecha que la refundación de Cs pase por ella misma: "Está en cuestión todo salvo los valores liberales"

img

Asegura un perfil "considerablemente más municipalista" para lograr "dirigir" municipios sin ser los mucho más votados, empleando "bastante superior" sus escaños

MADRID, 31 Jul.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, mantiene que el desarrollo de refundación que puso en marcha su partido para procurar la remontada electoral no posee precedentes en España y acepta que esa revisión interna de la organización 'naranja' puede perjudicar aun a su situación como líder de la capacitación. "En la refundación está en cuestión todo, todo menos una cosa: nuestros valores liberales", apunta.

Así lo afirma en una entrevista concedida a Europa Press donde encomia la labor emprendida por Ciudadanos para regresar a apoderarse al electorado y que va a tener como primer jalón las selecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023.

Arrimadas alardea de que el de el es el partido "que mucho más autocrítica hizo en España". "Llevamos un par de años examinando las causas de la bajada, pero es ya hora de ver al futuro", afirma, incidiendo en que tienen la "obligación ética" de proteger el espacio del centro político. "España es imposible aceptar otra vez tener que seleccionar entre colorados y azules", añade.

Para "reconectar" otra vez con los españoles y persuadidos de que "prosigue habiendo varios que desean una alternativa liberal de centro, reformista y actualizada", el partido ha emprendido una refundación que se prevé concluya en el mes de enero con, según sus expresiones, "una alternativa considerablemente más atrayente y mucho más sexi en términos electorales". "Debemos ser de nuevo ese partido que proclama sin complejos ideas valientes y primordiales que muchas personas piensa pero ningún partido se atreve a decir", sintetiza.

Preguntada si la refundación puede pasar por ella misma, contesta: "En la refundación está en cuestión todo, todo menos una cosa: nuestros valores liberales y el espacio que representamos. Lo demás se puede actualizar todo", remarca.

"No tenemos la posibilidad de proclamar que somos un partido reformista hacia fuera pero no estar prestos a reformar todo hacia dentro. Hicimos cambios esenciales hace un par de años, pero proseguimos prestos a modificarlo todo pues somos un partido reformista hacia fuera y hacia dentro y yo la primera", añade.

En este contexto, apunta que todos y cada uno de los integrantes de la dirección, comenzando por ella, tienen sus "cargos predisposición de la militancia" desde el momento en que llegaron. En cualquier situación, van a ser los componentes quienes resuelvan todo y no esconde que ella "se siente con fuerzas para continuar peleando por España".

"Lo he estado siempre y en todo momento, soy un individuo luchadora que me agradan los desafíos. Soy de manera perfecta siendo consciente del instante tan bien difícil en el que nos encontramos, pero si yo tirase la toalla a las primeras de cambio no me hubiese anunciado en Cataluña ni hubiese accedido a la presidencia de Cs en el instante mucho más bien difícil desde su creación. Por encima de tu tranquilidad personal están las ganas de pelear por tu país", recalca.

También ten en cuenta que tanto ella como varios de sus compañeros han rechazado "golosas promociones de otros partidos", en referencia al PP. "Si nos encontramos aquí es pues nos lo suponemos y somos luchadores", afirma, desvelando que lo que les da "fuerza" es su determinación por no dejar sin opciones a quienes "no desean seleccionar" entre "la versión empeorada de Zapatero -en referencia al socialista Pedro Sánchez-- o el Rajoy número 2", como llama al líder 'habitual', Alberto Núñez Feijóo.

Al emprendimiento 'Sumar' de la vicepresidenta Yolanda Díaz lo ve como una iniciativa "anacrónica" por la adscripción al comunismo de la mujer fuerte de Unidas Podemos en el Gobierno. "Charlar del Partido Comunista me semeja charlar del pasado, de algo para buscar en los libros de historia y no los programas electorales del futuro", sostiene.

Para su refundación Ciudadanos se mira el ejemplo de colegas de europa como los liberales alemanes que, según recuerda Arrimadas, llegaron a ocultar del Bundestag y en este momento pertenecen a la coalición de gobierno con socialdemócratas y verdes.

La iniciativa es que el aparato que lidera el desarrollo de refundación sugiera el trámite por el que la militancia ratifique las resoluciones que se adopten. Por lo próximamente, Arrimadas no aclara cuál podría ser ese mecanismo de ratificación para "no influir" y se remite a los previstos en los Estatutos de la capacitación.

Tampoco específica cuáles van a ser los nuevos ejes programáticos, si bien avanza que mirarán a esas clases medias que quedan excluidas de las ayudas, esa franja entre los 35 y 50 años que, más allá de haberse formado y trabajado no puede conseguir una casa y duda de si va a poder cobrar una pensión, y asimismo a la necesidad de reformar la administración para desburocratizarla y que no sea "elefantiásica".

Según el calendario pensado, la primera ocasión de medir si esa refundación da desenlaces van a ser las selecciones locales y autonómicas de mayo del próximo año. Preguntada sobre la política de acuerdos con la que asistirán a esta cita, Arrimadas no desecha nada pero sabe que tienen que que "usar bastante superior los escaños" que consigan para conseguir "ser considerablemente más definitivos".

"Yo no descarto que logre pasar que Cs lidere mucho más municipios, que, si bien tenga menos representación que el PP o el PSOE, logre ser la parte que decante la balanza", señala, destacando, eso sí, que lo que va a marcar los acuerdos va a ser el contenido de las proposiciones que se hagan para cada territorio.

"Seremos un partido considerablemente más municipalista de lo que fuimos hasta 2019 y, por supuesto, la prioridad absoluta será lo que precisen los pueblos y las ciudades", garantiza. Preguntada si cada territorio va a tener autonomía para elegir, apunta que va a haber "autonomía, en el programa de Ciudadanos". En este sentido, pone como un ejemplo de éxito su tarea adelante de las alcaldías de Palencia o de Ciudad Real, donde "se pusieron por enfrente las pretensiones del ayuntamiento".

Y, con vistas a las en general, Arrimadas evalúa "muy osado" pronosticar qué puede pasa en año y medio sabiendo lo inesperado de la política de españa. "Se demostró que todo puede suceder, que lo que parecía irrealizable pasa", afirma, recordando la salida Pablo Casado del liderazgo del PP o el resugir de Sánchez en el momento en que el PSOE le apeó de la Secretaría General del partido.

Su propósito es que "en España todo el planeta comprenda que, en vez de PNV, Bildu o ERC, las políticas las puede decantar un partido sensato y moderno como Cs". "Eso no es una utopía", resalta, al unísono que apunta que "para ser definitivos no es necesario sacar 80 escaños".

"Todo el planeta comprende que PNV, Bildu o ERC, con cinco o seis escaños, hacen lo que desean con el Gobierno, bueno ya que ¿por qué razón no tenemos la posibilidad de aspirar a que Cs decante la balanza y realice las reformas que precisa España? Yo no lo veo para nada irrealizable, prosigue habiendo varios españoles que lo desean", afirma, persuadida de que van a poder recobrar a sus votantes perdidos, varios de los que, a su juicio, en este momento están en la abstención.

Además, apunta que el partido está saneado financieramente para continuar adelante por el hecho de que "asimismo ha gestionado bien sus elementos". "Fuimos muy humildes, no existe ninguna duda de la viabilidad económica de Ciudadanos, zanja.