• martes 04 de octubre del 2022
728 x 90

Armenia acusa nuevamente a Azerbaiyán de "violar el régimen de prominente el fuego" en la frontera

img

MADRID, 23 Sep.

El Gobierno de Armenia ha acusado nuevamente este viernes al Ejército de Azerbaiyán de "violar el régimen de prominente el fuego" en la frontera, más allá de que ha destacado que este nuevo hecho se ha saldado "sin bajas" entre las filas armenias.

"El 23 de septiembre, hacia las 7.40 horas (hora local), entidades de las Fuerzas Armadas azeríes violaron nuevamente el régimen de prominente el fuego abriendo fuego con rifles de distintas calibres hacia situaciones de combate armenias en la frontera", dijo el Ministerio de Defensa de Armenia.

"Los tiros del enemigo fueron detenidos con acciones de contestación. No hay bajas en el lado armenio", ha señalado en un aviso anunciado en su web, sin pronunciarse sobre probables víctimas entre las filas de Azerbaiyán.

Por su parte, el Ministerio de Defensa azerí indicó que sus artificieros siguen retirando minas en "territorios liberados" y ha señalado que en las últimas horas se han hallado "cinco bombas trampa" ubicadas por las fuerzas armenias en la zona de Jojaly.

Horas antes, el presidente armenio, Nikol Pashinián, había acusado a Azerbaiyán frente a la Asamblea General de Naciones Unidas de haber cometido "crueldades incalificables" a lo largo de sus últimos asaltos contra el país.

Los gobiernos de Armenia y Azerbaiyán acordaron la semana anterior un prominente el fuego después de los últimos combates en la frontera, que se saldaron con mucho más de 200 fallecidos. Los combates son los mucho más graves desde 2020, en el momento en que se confrontaron en torno al control de Nagorno Karabaj, un territorio con población en la mayoría de los casos armenia que es foco de enfrentamiento desde el instante en que decidiese separarse en 1988 de la zona de Azerbaiyán dentro en la Unión Soviética.

Dichos combates cesaron en el momento en que los 2 países alcanzaron un convenio sobre el prominente el fuego con la mediación de Rusia, por el que se dejaba que las fuerzas de paz rusas se estableciesen en Nagorno Karabaj por un intérvalo de tiempo de cinco años.