• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Armenia acusa a Azerbaiyán de hacer "crueldades incalificables"

img

MADRID, 23 Sep.

El presidente de Armenia, Nikol Pashinián, ha acusado a Azerbaiyán frente a la Asamblea General de la ONU por haber realizado "crueldades incalificables" a lo largo de su última agresión al territorio armenio, y ha culpado al Gobierno azerí de desequilibrar la zona del Cáucaso Meridional.

"El 13 de septiembre, Azerbaiyán lanzó una agresión militar
infundada contra Armenia usando artillería pesada,
lanzacohetes múltiples y automóviles aéreos no tripulados de combate (...) fue un ataque directo y también indiscutible contra la soberanía y la integridad territorial de Armenia", expresó el presidente armenio en su alegato.

Pashinián ha enumerado en 7.600 la gente que, con ocasión de los asaltos de su vecino, tuvieron que ser alejados de Jermuk, una ciudad característica por sus centros de salud, balnearios y áreas de reposo, según el gobernante.

"Todos y cada uno de los habitantes de esta localidad están apartados. El total de personas alejadas por un tiempo de las es de sobra de 7.600 personas, en su mayor parte mujeres y jubilados, entre ellos 1437 pequeños y 99 personas con discapacidades", ha añadido.

También ha enumerado "patentizas" de casos de tortura, como mutilación de militares apresados o ahora fallecidos, "varios" casos de ejecuciones extrajudiciales y pésimos tratos a presos de guerra armenios, tal como trato humillante de sus cuerpos.

"Los cadáveres de las mujeres militares armenias fueron mutilados y después orgullosamente grabados en vídeo con especial crueldad por los militares azeríes", ha lamentado el presidente de Armenia.

"Indudablemente, la comisión de estas crueldades incalificables es un resultado directo de una política de décadas de establecer el odio y la animosidad antiarmenia en la sociedad azerí por la parte de los líderes políticos", ha sentenciado Pashinián.

En este sentido, ha asegurado que los combates que tuvieron sitio la semana entre los dos país no fueron "un choque fronterizo", si no "un ataque directo y también indiscutible contra la soberanía y la integridad territorial de Armenia".