• lunes 05 de diciembre del 2022
728 x 90

'Armand' estrena la lista de borrascas del año con cambio de tiempo y lluvias "espléndidas" en la vertiente atlántica

img

MADRID, 19 Oct.

La borrasca 'Armand', la primera de enorme encontronazo de la temporada de borrascas (septiembre 2022 a agosto de 2023) provocará un cambio de tiempo "esencial" y dejará lluvias "desprendidas" más que nada en la vertiente atlántica hasta el primer día de la semana, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El representante de la AEMET, Rubén del Campo, explicó que la profunda borrasca que estos días ha enviado vientos del sur y suroeste y que ha provocado las temperaturas veraniegas en el territorio se aproximará mucho más y mandará sistemas frontales que van a regar de manera desprendida la vertiente atlántica peninsular, esto es a la mayoría de la mitad oeste y a la región centro y además de esto "va a llover bastante" en la cara sur de Pirineos.

En preciso, prevé que desde este miércoles hasta el primer día de la semana durante la noche o el martes por la mañana se acumularán hasta 300 litros por metro cuadrado en puntos del Sistema Central, más que nada en el norte de Extremadura y sur de Castilla y León, tal como en el oeste y el sur de Galicia.

Asimismo, ha apuntado que en otras zonas cercanas al Sistema Central de Extremadura y Castilla León y en puntos de Andalucía Occidental, se van a poder sobrepasar en todo el episodio los cien litros por metro cuadrado, al tiempo que en el resto del tercio occidental de la Península, esto es, principalmente el oeste de Castilla y León resto de Extremadura tercio occidental de Andalucía y asimismo la cara sur de los Pirineos sumarán entre 50 y cien litros por metro cuadrado.

"Es agua realmente bien recibida en todas y cada una estas zonas donde persiste desde finales de invierno una situación de sequía meteorológica", ha festejado.

Mientras, en el resto de la Península cree que se van a recoger entre 20 y 50 litros por metro cuadrado a lo largo de este episodio. Sin embargo, en la costa cantábrica las lluvias van a ser "testimoniales" y semeja que tampoco van a llegar al área mediterránea ni a Baleares.

El representante ha apuntado que esta es una situación propia de vientos ábregos otoñales que llegan muy cargados de humedad pero que son tibios con lo que si bien las temperaturas máximas bajarán a consecuencia de la abundante nubosidad y las precipitaciones en parte importante de la Península, el descenso no se apreciará en el Mediterráneo ni en Baleares, a donde estos vientos van a llegar recalentados.

El descenso térmico no se apreciará bastante en las temperaturas nocturnas, exactamente por el hecho de que estas nubes evitan el escape del calor nocturno y asimismo pues va a soplar viento, lo que impide que bajen bastante las temperaturas durante la noche.

En determinante, Del Campo prevé que las temperaturas nocturnas proseguirán por norma general altas para la época a lo largo de toda la semana mientras que las diurnas van a ser las propias para estas datas o aun algo mucho más bajas de lo común en el centro y oeste de la Península, en ciertos puntos del centro y del oeste, pero van a ser precisamente mucho más altas de lo común todavía en el Cantábrico Oriental y tercio oriental de la Península, tal como en Baleares.

El miércoles se aguardan lluvias rebosantes en la mitad oeste de la Península, en el centro y sur de los Pirineos, va a haber acumulaciones que tienen la posibilidad de sobrepasar los 40 o 60 litros por metro cuadrado en el oeste de Galicia en 12 horas; entre 40 o 60 litros por metro cuadrado en 12 horas en Galicia, norte de Extremadura y Pirineos de Huesca.

Asimismo, va a haber ráfagas realmente fuertes de viento en zonas de montaña del norte y del ciento, con temperaturas que bajarán claramente respecto al miércoles en la mayoría del país y se "normalizarán". Sin embargo repuntarán en el tercio oriental y en Baleares y todavía se superarán los 32 grados centígrados (ºC) en puntos del este peninsular y 30ºC en el Cantábrico oriental, donde proseguirá el peligro de incendios muy alto.

Entre el jueves y el viernes la borrasca se aproximará hacia la Península y después emprenderá viaje hacia las Islas Británicas y en su viaje proseguirá mandando frentes cargados de humedad a España. Así, los cielos van a estar muy nublados en la mayoría de la Península, con lluvias y calabobos que afectarán más que nada a la vertiente atlántica, o sea, a parte importante del oeste y centro de la Península y asimismo en la cara sur de los Pirineos.

Del forma mucho más enclenque asimismo va a poder llover, más que nada el viernes en puntos de la depresión del Ebro y del Cantábrico, pero van a ser generalmente lluvias enclenques y probablemente no llegue a llover en el Mediterráneo peninsular ni en Baleares.

El representante precisa que las lluvias van a ser fuertes y de determinada persistencia en el oeste y sur de Galicia, en el oeste del Sistema Central, o sea, más que nada en el norte de Extremadura y sur de Castilla y León, y los ámbitos de la cordillera Cantábrica y en la cara sur de Pirineos, donde se van a poder sobrepasar los 40 a 60 litros en 12 horas que proseguirán el jueves y viernes y los vientos van a soplar fuertes de sobra de 70 u 80 km por hora de ingrediente sur en la Península y Baleares y en áreas de montaña del centro y del norte.

Las temperaturas bajarán estos días en la región centro, en el Cantábrico oriental y dentro de la mitad este, si bien repuntarán los termómetros en Levante y Baleares. Por ejemplo, en ciudades como Madrid, Ávila, León, Pontevedra, Salamanca el viernes no alcanzarán 20ºC mientras que en Palma o Castellón no van a estar lejísimos de los 30ºC, cifra que se superará con creces en Murcia, donde van a poder llegar a 33ºC.

El sábado y el domingo va a llegar a nuestro territorio una exclusiva borrasca y volverán las lluvias a la mitad oeste peninsular y región centro, van a ser rebosantes nuevamente en el oeste y en el sur de Galicia en torno de la cordillera Cantábrica y el Sistema Central. Las precipitaciones no van a llegar o lo van a hacer de manera testimonial al Cantábrico y tampoco se aguardan a lo largo del fin de semana ni en el área mediterránea peninsular y en Baleares.

Las temperaturas van a subir el sábado hasta proveer un ámbito caluroso en las horas centrales del día para la época en los tercios norte y este de la Península y las temperaturas mucho más normales o algo mucho más frescas se registrarán en el centro y en la mitad oeste.

Las precipitaciones persistirán probablemente hasta el primer día de la semana y el martes van a quedar acotadas al nordoeste peninsular.

En cuanto a Canarias, el representante apunta que se va a quedar ajeno de Armand y a lo largo de los próximos días van a tener cielos poco anubarrados o con ciertos intervalos de nubes altas y con calima, debido al polvo en suspensión procedente del conjunto de naciones africano.

A partir del domingo va a haber nubosidad en el norte de las islas mucho más montañosas y las temperaturas van a ser mucho más bajas por los vientos del norte y se sostendrán las temperaturas agradables, con mínimas cerca de los 20ºC en las costas y máximas de hasta 26 o 28ºC en el resto.

Noticias de hoy más vistas