• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

ArcelorMittal informa de que las paradas en el ámbito siderúrgico son "ineludibles" por el valor de la energía

img

Carga contra el Estatuto de los Consumidores Electrointensivos ya que "no estimula" la competitividad ni la captación de inversiones

MADRID, 15 Jul.

ArcelorMittal cree que la escalada de los costos del gas, el petróleo y de los derechos de emisión de CO2 desde la segunda mitad de 2021 aboca al campo siderúrgico al cierre de instalaciones industriales, una situación que a su juicio es "ineludible" y que es un "paso previo" a la puesta en marcha de expedientes reguladores temporales de empleo (ERTES), "en el más destacable de las situaciones".

Así lo apunta la filial de la siderúrgica internacional en España en su 'Informe de Sostenibilidad 2021', en el que asimismo carga contra el Estatuto de los Consumidores Electrointensivos, aprobado a fines de 2020 con el propósito de bajar el recibo de la luz para la enorme industria.

"No está garantizando ni seguridad, ni seguridad ni certeza sobre el valor de la energía, la misión escencial para la que nació en el último mes del año de 2020. De forma coherente, tampoco está favoreciendo la competitividad de compañías como ArcelorMittal ni la captación de inversión industrial. La situación es bien diferente", lamenta la compañía.

En esa línea, y pese a admitir el encontronazo de la invasión rusa de Ucrania en el aumento de los costes energéticos, la siderúrgica advierte de que "la parada de instalaciones industriales es ineludible, y no ya no es un paso antes de la puesta en marcha de expedientes reguladores temporales de empleo (ERTES), en el más destacable de las situaciones".

También arguye que la industria donde efectúa su actividad, "exactamente la misma muchas otras", pertenece a un campo electrointensivo que debe llevar a cabo en frente de una "desproporción de sus costos operacionales" alentada por los costes exorbitantes de la energía eléctrica, muy impactada en España por el encarecimiento del gas y del petróleo, comentan.

"Llevamos años demandando al Gobierno español que adopte una sucesión de medidas que contribuyan a equiparar nuestros costos finales con los del resto de productores de europa para lograr de esta forma competir en igualdad de condiciones", se protesta la compañía.

En ese sentido, ofrece medidas como subir la compensación por costos indirectos del CO2, el aumento de la aportación de fuentes de energía renovable al 'mix' energético o la reforma del mercado marginalista eléctrico, "cuando menos mientras que se extienda la crisis energética, desacoplando el valor de los comburentes fósiles de la fijación del precio eléctrico en el mercado".

Además, ArcelorMittal esgrime que compañías contendientes del mismo ámbito en Francia tienen un esquema energético concreto para la industria electrointensiva, disfrutan de un precio permanente y predecible de la electricidad y parte de sus costos están asegurados.

También apunta que en Alemania las considerables compañías consumidoras de electricidad se favorecen de un sistema de exención de costos regulados. Ejemplos los de los dos países que la compañía considera "mecanismos de acompañamiento al campo industrial" que dejan sostener el "posicionamiento competitivo y provechoso, la antítesis de hoy del campo siderúrgico" en España.