Crónica España.

Crónica España.

Apple obligada a compartir tecnología de pago con competidores por Bruselas para evitar sanción por abuso de posición.

Apple obligada a compartir tecnología de pago con competidores por Bruselas para evitar sanción por abuso de posición.

BRUSELAS, 11 Jul.

La Comisión Europea ha anunciado hoy que ha aceptado las concesiones ofrecidas por Apple para permitir a sus competidores el acceso a la tecnología NFC en los teléfonos iPhone, lo que antes limitaba las opciones de pago sin contacto 'Tap to Pay' y favorecía a su servicio 'Apple Pay'. Estos compromisos, que la gigante tecnológica deberá cumplir durante una década para evitar una multa millonaria por abuso de posición dominante, son considerados vinculantes por la Comisión.

"Al abrir la competencia en este sector crucial, Apple está impidiendo que excluya a otros monederos móviles del ecosistema del iPhone", ha declarado la vicepresidenta de Competencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, enfatizando la importancia de la seguridad y conveniencia de los pagos con teléfonos móviles.

El caso se originó en 2020, cuando la UE comenzó a investigar las acciones de la empresa. Sin embargo, no fue hasta mayo de 2022 que formalmente acusó a Apple de obstaculizar el acceso de los desarrolladores de aplicaciones de pago sin contacto a la tecnología NFC en dispositivos de la marca, obligando a los usuarios a elegir 'Apple Pay'.

'Tap to Pay' es un servicio que permite a los usuarios utilizar un iPhone como terminal de pago en establecimientos, facilitando a los clientes la opción de pagar simplemente acercando el dispositivo móvil al terminal.

Apple había argumentado que estas restricciones eran necesarias por motivos de seguridad con respecto al acceso a los datos de los usuarios, pero finalmente en diciembre pasado presentó una serie de compromisos para abordar las preocupaciones de la UE.

Los cambios propuestos por la empresa en diciembre estarán vigentes durante una década y serán supervisados por un administrador designado para informar periódicamente a la Comisión Europea sobre su implementación.

En concreto, la compañía se ha comprometido a permitir que otros proveedores de monederos electrónicos y servicios de pago accedan a la tecnología NFC en dispositivos iOS a través de interfaces de programación de aplicaciones (API) gratuitas, sin tener que pasar por Apple Pay ni Apple Wallet.

Estas modificaciones beneficiarán a todos los desarrolladores con monederos electrónicos en el Espacio Económico Europeo (EEE) y a los usuarios con identificadores de Apple registrados en el EEE, permitiéndoles también utilizar estos servicios de pago fuera del mercado europeo.

Además, Apple deberá aplicar criterios de elegibilidad justos, objetivos y transparentes, no discriminatorios, para garantizar el acceso de los desarrolladores a la tecnología NFC, y deberá establecer un mecanismo de resolución de disputas.