• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Antonio David Flores, el incómodo (y fugaz) personaje principal del funeral de Jesús Mariñas

img

   MADRID, 14 Jun. (CHANCE) -

  Amigo de Jesús Mariñas desde el momento en que empezó su relación con Rocío Carrasco en 1995, Antonio David Flores no ha amado perderse el emotivo funeral que Elio Valderrama organizó este lunes en la Iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Madrid a fin de que todos los que desearon el periodista pudieran ofrecerle su último adiós un mes tras su fallecimiento.

    Una liturgia donde vimos a varios de los semblantes mucho más populares de la pequeña pantalla como Terelu Campos, Rosa Benito, Carmen Borrego o Lydia Lozano y donde, por sorpresa, apareció a última hora un Antonio David al que absolutamente nadie aguardaba.

    Completamente solo, con una atractiva camisa floreada y el neceser en la mano del que jamás se divide, el ex- de Olga Moreno llegaba a la misa en el momento en que el resto de ayudantes ahora estaban dentro de la iglesia, eludiendo llevar a cabo afirmaciones sobre el género de relación que le unía a Mariñas.

    Con un favorecedor bronceado tras un fin de semana con Marta Riesco en Valencia - con la que dejó de ocultarse para alardear orgulloso de su amor - Antonio David abandonaba primeramente el funeral, eludiendo de esta forma el incómodo rencuentro con alguna de sus 'archienemigas' a las puertas de la iglesia.

  Discretamente y sin pronunciarse sobre el estreno de la segunda una parte de la docuserie de Rocío Carraso, 'En el nombre de Rocío', el ex- guarda civil no se quedaba para saludar a Elio - como sí hicieron el resto de ayudantes - y se iba a buen paso y agradeciendo a la prensa unas cuestiones a las que no dio contestación.

  Tan fugaz fue su presencia en el funeral que Terelu Campos y Rosa Benito, sorprendías, aseguraban no haberle visto en ningún instante.