• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Anna Gabriel niega frente al Supremo la desobediencia y espera que la causa se archive o se mande a Barcelona

img

MADRID/BARCELONA, 14 Sep.

La exidiputada de la CUP en el Parlament de Cataluña Anna Gabriel ha negado este miércoles frente al Tribunal Supremo haber cometido un presunto delito de desobediencia por su supuesta implicación en la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de Cataluña y ha asegurado que espera que la causa que se prosigue en el tribunal con origen en Madrid se archive o se mande a un juzgado en Barcelona.

Gabriel ha acudido este miércoles, a las 11.30 horas, al Tribunal Supremo para declarar frente al juez Pablo Llarena en calidad de procesada. Se ha anunciado acompañada por una delegación encabezada por María Sirvent (CUP) y por Oriol Junqueras (ERC). También estuvieron presentes los miembros del congreso de los diputados Jaume Asens (Unidas Tenemos la posibilidad de), Gabriel Rufián (ERC), Josep Pagès (Junts), Jon Iñarritu (EH Bildu), Néstor Rego (BNG), y las senadoras Sara Bailac, Mirella Cortès y Adelina Escandell, entre otros muchos.

La exdiputada de la CUP fué citada una vez que se entregase al Alto Tribunal el pasado 19 de julio, después de estar 4 años escapada en Suiza tras ser procesada en 2018 por su presunta participación en la DUI. Ante la resolución de Gabriel, el juez al cargo de la investigación del 'procés' dejó sin efecto la declaración de rebeldía que pesaba sobre la exdiputada. En aquella ocasión, acordó dejarla en independencia y avanzó que la citaría para tomarle declaración.

Según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio de este miércoles consultadas por Europa Press, Gabriel ha comparecido a lo largo de poco menos de media hora frente al juez Llarena, la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación habitual que ejercita Vox. La dirigente ha rechazado responder a las cuestiones de los servicios jurídicos del Estado y a las de la capacitación dirigida por Santiago Abascal.

Las mismas fuentes han precisado que el Ministerio Público ha preguntado a la exdiputada si en 2017 recibió requerimiento alguno del Tribunal Constitucional en el que se le advirtiera de que no podía impulsar una idea parlamentaria que conllevase la independencia de Cataluña. Gabriel respondió que no, que no recibió notificación alguna y que, por lo tanto, no habría cometido el delito de desobediencia que se le asigna.

Gabriel ha salido del Alto Tribunal y, acompañada nuevamente por líderes independentistas, ha atendido a los medios en catalán. Se ha negado, no obstante, a responder a las cuestiones de los cronistas.

"Aguardamos que la causa se archive o se mande a Barcelona", dijo tras argumentar que la declaración indagatoria de este miércoles se ha centrado "de forma exclusiva" en si el Tribunal Constitucional le había requerido de manera directa con relación a su actividad parlamentaria.

Al hilo, indicó que sus "principios" prosiguen "íntegros" y ha recordado a quienes --según ella-- se han exiliado, fueron a prisión o fueron enjuiciadas por el 1-O.

En este sentido, ha asegurado "jamás se hubiese debido generar la judicialización de lo que es una aspiración lícita de un pueblo, la opresión crea mal".

Tras la corto intervención de Gabriel frente a la prensa, la representante del Secretariado Nacional de la CUP María Sirvent ha concretado que a la exdiputada de la CUP no se le ha impuesto ninguna medida cautelar alén de estar predisposición del tribunal.

Así, indicó que Gabriel tiene "compromisos expertos y componentes en Suiza", con lo que proseguirá radicando allí. Y explicó que va a ser el juez Llarena quien va a deber elegir si traslada la situacion a un juzgado de Barcelona.

Vox asimismo dió afirmaciones a la prensa al salir y ha acusado a Gabriel de engañar en su comparecencia frente al Supremo. El secretario general del partido, Javier Ortega Smith, se ha preguntado de qué manera la exdiputada de la CUP pudo asegurar frente al juez que ignoraba las resoluciones del Tribunal Constitucional que prohibían al Parlament seguir con las leyes para el referéndum de independencia del 1 de octubre de 2017.

Para Ortega Smith, Gabriel tenía "especial conocimiento y fue a la perfección notificada" de la ilegalidad de esas ideas tanto por los medios, donde era "público y conocido", como por la Mesa del Parlament. "Además, actuaba de representante" de la CUP y "había firmado la presentación de esas leyes de convocatoria de un referéndum ilegal secesionista", ha contextualizado.

Además, ha señalado que su partido se personará contra los líderes del 'procés' "escapados" y todavía sin evaluar, como Carles Puigdemont, sea en el tribunal que sea.