• mircoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

Andrea Emone: "Barcelona puede abrir otra vez la Copa América al planeta"

img

"El tiempo mediterráneo es traicionero, veo una Copa atrayente en la una parte de diseño por el hecho de que todo puede suceder"

BARCELONA, 27 Oct.

La analista de datos de Alinghi Red Bull Racing, Andrea Emone, resaltó que Barcelona "puede abrir otra vez la Copa América al planeta", como "ahora logró Valencia previamente", en un acontecimiento que acogerá la ciudad más importante catalana en 2024 y que va a suponer el regreso del aparato suizo a la competición, una "desventaja" inicial que "no amedrenta" en su propósito de apoderarse la Jarra de las Cien Guineas.

"Barcelona puede abrir otra vez la Copa América al planeta, como pasó en Valencia. Todo el planeta la recuerda como una Copa hermosa y con mucha expectación. Ahora se puede regresar a ofrecer ese ámbito", explicó Andrea Emone en una entrevista concedida a Europa Press.

Precisamente, la analista de datos pertence a las representantes españolas en el aparato suizo, que regresa a la Copa América tras once años en puerto. Sin embargo, Alinghi ahora cosechó éxitos en 2003 y 2007. Su última edición disputada en Valencia y que repitió localización en 2010, en el momento en que Emone descubrió la candela, un deporte que le cambió la vida.

"Hubo un antes y después en Valencia con la Copa. Me acuerdo que fue terminarse la competición y terminar todo. Pero la novedosa generación que medró actuó y tuvo efectos excelentes en la localidad. Si no lo hubiera vivido sería otra. Encontré lo que me apasionaba y enfoqué todo en ello. No sé que hubiera sido de mí", aceptó.

En esta línea, la asimismo deportista espera que Barcelona recobre ese ámbito que le enamoró con diez años en un sueño cumplido hoy. "Siempre y en todo momento deseé ser parte cualquier día del aparato y especialmente de diseño. Estoy aún adaptándome y gozando mucho de la experiencia", apuntó Andrea, quien pone en valor el trabajo de la escuadra suiza en su preparación sin reposo en la Ciudad Condal.

"El género de candela profesional es muy distinta al de la candela olímpica, que te ofrece unos valores fundamentales para lograr tener éxito en un aparato. Pero aquí somos uno, un óptimo perfil de Copa América debe tener ganas de dejar su persona y ego de lado y estimar mover por un nombre que no es el de el", señaló.

Un propósito en un largo plazo en el que las estadísticas asisten a la navegación. "Recibo los datos de los múltiples niveles y después intento contestar a cuestiones, ofrecer conclusiones e inclusive ofrecer consejos de de qué forma podríamos conseguir resoluciones con datos. Es un aparato, soy un individuo mucho más, como fuí deportista tengo esas ganas y paciencia de realizar de punto de conexión", manifestó.

Sin embargo, el tiempo mediterráneo incrementa la indecisión. "Es traicionero. Puedes basarte en estadísticas y mejorar un barco para unas condiciones, pero en Barcelona todo puede pasar, no hay un microclima claro. La veo una Copa bien interesante en la una parte de diseño pues todo puede suceder", remarcó.

"Partimos con una desventaja al comenzar de cero, pero no nos amedrenta. Nos queda sendero por estudiar, pero no poseemos nada que perder. Tenemos un emprendimiento como aparato en un largo plazo, nos encontramos provocando una familia. Alinghi jamás fué un aparato que realice las cosas veloz y corriendo, como otros equipos o patrocinadores. Todo lo que hagamos nos aproximará al propósito, y nos incentiva aún mucho más llegar con esta clase de desventaja para ganar", opinó.

Sobre el papel de la mujer en la Copa América, Andrea Emone resaltó la evolución. "Estuvo predominada por hombres anteriormente. No era común tener muchas chicas, así sea un aparato de nautas o diseño. En este último, en este momento no es una barrera ser mujer. Pero en el de navegación no va a haber ninguna dentro", explicó.

No obstante, por vez primera se disputará este campeonato a nivel femenino. "Va a ser un emprendimiento y barco diferente. Soy muy riguroso y lo que me agradaría, como sucede en diseño, que nos encontramos haciendo un trabajo tanto hombre como mujeres por igual, que pase más adelante asimismo con el aparato de candela", objetó.

Un reto personal que espera que sea el primero de varios en la competición. "Lo que mucho más me gusta es estudiar todo cuanto logre de esta clase de navíos, que representan el futuro de la candela, lo máximo que hay. Encontrar mi ubicación en un aparato en el que hay muchos permisos como tu imaginación logre. Me encantaría poder proseguir mi futuro en la Copa América", concluyó.