• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

Andalucía prosigue virando a la derecha y suma 72 escaños de PP y Vox, en frente de 37 de la izquierda

img

La derecha ha sacado mucho más de 20 puntos de distancia a los partidos de izquierda

MADRID, 19 Jun.

Los 58 escaños que obtuvo el PP de Juanma Moreno en las selecciones andaluzas de este domingo suponen el más destacable resultado histórico que consiguieron los 'populares' en esta zona desde la restauración de la democracia. Estas cantidades, sumadas a los 14 miembros del congreso de los diputados de Vox, patentizan el giro histórico de esta zona hacia la derecha, con 72 miembros del congreso de los diputados, en frente de los 37 escaños de la izquierda, fraccionados entre PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía.

En preciso, con el 99% de los votos examinados, Juanma Moreno consiguió por vez primera para el PP una mayoría absoluta en Andalucía, superando en 8 escaños el más destacable resultado histórico que los 'populares' habían tenido en esta tierra, en el año 2012, en el momento en que Javier Arenas consiguió 50 miembros del congreso de los diputados.

En porcentajes, la suma de PP y Vox consiguió mucho más del 56,6% de los votos en estas selecciones, en oposición al mucho más del 36,3% que obtuvieron la suma de las izquierdas (PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía). En las cantidades históricas, jamás antes la suma del centro derecha había logrado un resultado afín en lo que se refiere a porcentaje, no en 2018, en el momento en que sumaron el 50%.

En cuanto a número de escaños, el PP se aproxima a los 59 miembros del congreso de los diputados que consiguió el centro derecha en las selecciones del 2018, si bien en un caso así fraccionados entre el PP, Ciudadanos y Vox. Sin embargo, antes del 2018, jamás antes el centro derecha había logrado este resultado, y menos aún la única candidatura 'habitual'.

De este modo, a pesar de que Ciudadanos no obtuvo al final ningún escaño en estas selecciones, la suma de los 57 miembros del congreso de los diputados del PP y los 14 escaños de Vox se prueba que Andalucía prosigue virando a la derecha, mucho más aún en estos comicios. No obstante, esta vez, el PP no precisará a la capacitación de Santiago Abascal para gobernar.

En las tres primeras selecciones tras la restauración de la democracia, las de 1982, 1986 y 1990, el PSOE consiguió una mayoría absoluta que dejó gobernar primero a Rafael Escuredo con 66 escaños, a José Rodríguez de la Borbolla más tarde, con 60 miembros del congreso de los diputados, y a Manuel Chaves con una mayoría de 62 escaños.

En estos primeros tres comicios, el centro derecha no superó los 32 escaños. En las selecciones de 1982, la suma de Alianza Popular y UCD logró 32 miembros del congreso de los diputados, al tiempo que en 1986, Coalición Popular consiguió 28 escaños. Por su parte, en las de 1990, ahora bajo las iniciales del PP, la derecha sacó un resultado de 26 miembros del congreso de los diputados.

Sin embargo, en los tres siguientes procesos electorales, los de 1994, 1996 y 2000, el PSOE rompió su activa previo de hallar mayorías absolutas y debió respaldarse en el Partido Andalucista y sumar alguna abstención de Izquierda Unida para hallar gobernar, si bien en estas legislaturas, los socialistas rigieron a solas.

En preciso, en el año 1994, Chaves consiguió 45 miembros del congreso de los diputados y debió recurrir a una abstención de Izquierda Unida y tres del Partido Andalucista a lo largo de la sesión de investidura para lograr gobernar. Ya en 1996, tras adelantar las selecciones, mejoró algo sus desenlaces, con 52 escaños, si bien no le fue bastante para la mayor parte absoluta y contó con el acompañamiento de los 4 miembros del congreso de los diputados del Partido Andalucista.

En el año 2000, Chaves volvió a conseguir 52 miembros del congreso de los diputados y repitió la fórmula del acompañamiento del Partido Andalucista a fin de que saliese adelante la sesión de investidura.

A lo largo de estos tres comicios, el PP logró prosperar sus desenlaces, si bien no le fue bastante para sumar una mayoría que conformara el Gobierno. En 1994, el candidato Javier Arenas consiguió 41 escaños, al tiempo que en 1996 sacó 40 miembros del congreso de los diputados. En las selecciones del 2000, ahora Teófila Martínez sumó 46 escaños.

Tras estos tres años, los socialistas recobraron la mayor parte absoluta en el 2004, en el momento en que Chaves logró 61 miembros del congreso de los diputados. La volvió a reeditar en las selecciones de 2008, con 56 escaños. En estos 2 procesos electorales, el PP logró 37 y 47 miembros del congreso de los diputados, respectivamente, primero con Teófila Martínez y más tarde con Javier Arenas.

Exactamente, el candidato 'habitual' Javier Arenas logró en las selecciones de 2012 romper la inclinación de los últimos años y ganó los comicios con 50 escaños, más allá de que el PSOE, que había conseguido 47 miembros del congreso de los diputados, pactó con Izquierda Unida, con 12 miembros del congreso de los diputados, y José Antonio Griñán se transformó en presidente andaluz con la entrada, por vez primera, de un vicepresidente y tres consejeros de IU.

En las selecciones de 2015 se causó la entrada de partidos como Podemos y Ciudadanos. Aquí, el PSOE de Susana Díaz logró 47 escaños y, en lugar de sumar con partidos como Izquierda Unida, como ahora había acordado en legislaturas precedentes, pactó con los 9 miembros del congreso de los diputados de Ciudadanos, que lograron ingresar en el Gobierno regional. Por su parte, el PP de Juanma Moreno aquí consiguió 33 miembros del congreso de los diputados.

Y fue en las selecciones de 2018 en el momento en que por vez primera el centro derecha logró una mayoría absoluta de 59 miembros del congreso de los diputados, sumando los 26 escaños del PP de Juanma Moreno, los 21 miembros del congreso de los diputados de Ciudadanos y la irrupción de Vox con 12 parlamentarios. Tras estos desenlaces, PP y Ciudadanos acordaron para un Gobierno de coalición con Moreno como presidente y lograron el acompañamiento de la capacitación de Santiago Abascal.

Eso sí, en estos comicios la lista mucho más votada fue la de Susana Díaz, que logró 33 escaños, si bien no sumaba mayoría absoluta con los 17 miembros del congreso de los diputados que consiguió la marca de Adelante Andalucía, donde se presentaban Podemos y también Izquierda Unida.