• viernes 03 de febrero del 2023
728 x 90

Ana Obregón, desolada tras pasar su primera Navidad sola: "No vengo bien. En la vida hay instantes"

img

   MADRID, 27 Dic. (CHANCE) -

  Fechas para complejas para Ana Obregón, que encara las primeras Navidades tras el fallecimiento de su padre, Antonio García, el pasado 17 de septiembre. Una dolorosísima pérdida que se sumaba a las de su hijo Aless Lequio en el mes de mayo de 2020 y a la de su madre, Ana María Obregón, justo un año después, y que dejó a la comunicadora sumida en la tristeza.

   Desolada, la bióloga confesaba en su última aparición pública que este año no festejaría Nochebuena y Navidad por el hecho de que, lamentablemente, no tenía nada que festejar tras la desaparición de los tres pilares mucho más esenciales de su historia. Además, revelaba que por vez primera pasaría estos días tan familiares sola y lejos de su casa y de los recuerdos que duelen en datas tan destacadas como estas.

   Merced a las comunidades hemos conocido que el destino escogido por Ana para pasar el 24 y el 25 de diciembre fué Marbella, donde ha recargado pilas a la orilla del mar a pocos días de reaparecer dando las Campanadas con Los Morancos en RTVE.

    Una fuga exprés ya que este 26 de diciembre la comunicadora retornaba a Madrid para empezar con los preparativos para la que asegura ser entre las noches mucho más apasionantes que ha vivido en los últimos tiempos. "Estoy realmente bien" ha confesado realmente seria a los micrófonos de Europa Press, eludiendo no obstante ingresar en datos sobre de qué manera fueron su primera Nochebuena y Navidad sola. Días que no fueron simples, como aceptaba cabizbaja pidiendo respeto por su mal en estos instantes: "Es que no vengo sosegada. No vengo bien. Entonces, por favor. En la vida hay instantes corazón, ahora, para. No es instante. Por favor, dejadme sosegada. Perdonar, gracias por todo".