• viernes 03 de febrero del 2023
728 x 90

Ana María Aldón se olvida de las 'amenazas' de Ortega Cano centrándose en la reforma de su nuevo hogar

img

   MADRID, 4 Ene. (CHANCE) -

  Aunque en un comienzo daba la sensación de que su separación sería idílica, la tensión ha explotado entre José Ortega Cano y Ana María Aldón. Harto de que la gaditana se siente semana tras semana en el plató de 'Celebración' para charlar - entre otras muchas cosas - de su relación, el diestro ha 'conminado' a su exmujer con demandarla si no deja de descubrir capítulos de su matrimonio y de su privacidad: "Estoy jodido, no deseo charlar con ella. Me he portado con ella de enorme manera y no hizo mucho más que charlar mal de mí y mi familia. Yo no le deseo nada malo, al revés, le deseo que tenga bastante fortuna. He cumplido 69 años y ahora estoy fatigado de todo. Ya estoy cansado de que hable de mí de esa forma. Voy a llevar esto por la vía judicial" advertía el torero en charla con Aurelio Manzano.

   Unas afirmaciones que dejan entrever que Ortega está presto a todo a fin de que Ana María deje de charlar de él en televisión y a las que la cooperadora reaccionaba sin poder contener las lágrimas, impactada al oír de boca del padre de su hijo José María que está presto a arrancar medidas legales contra ella.

   Más allá de que la andaluza no deseó echar mucho más leña al fuego y no respondió al torero, en 'El programa de Ana Rosa' revelaron que la situación entre el exmatrimonio en los últimos tiempos fué dificultosa y la convivencia se ha tornado en algo "molesto".

   Tanto es conque Ana María abandonó la vivienda de Ortega Cano precipitadamente antes de Navidad aun en el momento en que su nuevo hogar - un chalet en El Casar, Guadalajara, que ha conseguido por 250.000 euros - todavía no está completamente pertrechado ni con muebles.

   No obstante, no vivir bajo exactamente el mismo techo que el torero ha pesado mucho más que las pequeñas proyectos de acondicionamiento que le quedan todavía por realizar y antes de Nochebuena la cooperadora abandonaba definitivimanete el que fué su hogar en los últimos años para empezar una exclusiva vida a solas en su novedosa casa, donde está absolutamente volcada.

  Intentando descuidarse de las duras afirmaciones de Ortega Cano y sin estimar pronunciarse sobre la tensión indisimulada entre ellos, vimos a Ana María en una tienda de muebles y reformas al lado de su gerente, que se convirtió en su mejor acompañamiento en estos convulsos instantes. Poco después, y con papeles en la mano, la diseñadora visitaba una tienda de sofás, finalizando los datos a fin de que su hogar esté totalmente habitable a la mayor brevedad para no tener que regresar a pisar el residencia del torero.

Cargando el vídeo....