• sbado 01 de abril del 2023
728 x 90

Ana María Aldón se consuela con su familia después de las lágrimas por el cumpleaños de su hijo

img

   MADRID, 19 Feb. (CHANCE) -

   Esta semana veíamos a Ana María Aldón en la primera plana de la gaceta Diez Minutos. Unas fotografías que se hicieron el día del cumpleaños de su hijo, José María Ortega Aldón, y que retratan el padecimiento de una madre que no ha podido festejar con él y con el resto de familiares este día tan particular. Una asamblea familiar que se hizo el 9 de febrero y donde vimos al torero, Rosa Benito, Mari Carmen Ortega, Rosario Mohedano o Gloria Camila entre otros muchos.

   Tras estas lágrimas, Ana María se dejó ver con su familia y su hijo en Madrid. La diseñadora asistió a agarrar al niño al salir del instituto y, más tarde, se dirigió a la estación de Atocha en Madrid, para buscar a su hija Gema y su nieta Nicole, de 4 años.

   La pequeña saludó efusivamente a su abuela, probando lo muy unida que está con su abuela y lo que la echa de menos, puesto que ella vive en Andalucía con Gema. Ana María cogió en brazos a su nieta, a la que besó con inocencia, entre risas y mimos, movimientos que la pequeña correspondió con simpatía, feliz de rencontrarse con ella. Asimismo, la diseñadora se aproximó a su primogénita para ofrecerle un cariñoso beso, mientras que ésta subía el equipaje en el turismo.

   Horas después, las tres y José María se juntaron con el resto de la familia. La madre de Ana María, Celia; y la hermana de la sanluqueña, Carmen y otra persona de su familia, desearon estar al lado del pequeño, que había cumplido últimamente diez años de edad.

   Todos se lo pasaron a lo grande, gozando de una fantástica día de celebración en familia. Una asamblea familiar que el pequeño aprovechó con su familia materna tras haber estado con todos integrantes mediáticos por la parte de su padre. Muy unidos, está claro que Ana María precisaba de esta quedada para recomponerse tras el mal trago que había pasado días antes.

   Ana María resaltó con muy elegante abrigo verde que combinó con grupo de falda color camel y botas camperas cobrizos. Así de atractiva se dejó ver al lado de su familia, sin dejar caer la mano a su madre ni un solo momento a la que está muy unida. Mientras, su hermana llevaba las bolsas con los regalos para José María.