• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Ana María Aldón, mientras que el torero explota... ella sonríe y se expone exultante

img

   MADRID, 4 Sep. (CHANCE) -

   Al paso que José Ortega Cano rompía su silencio en las inmediaciones de su casa para soliciar a los medios que le dejaran relajado, Ana María Aldón gozaba de una tarde de lo mucho más amena al lado de su hijo y a su persona de seguridad, Marina. La situación en la vivienda familiar no puede ser mucho más tensa y semeja que los 2 tortolitos decidieron ir cada uno de ellos por su parte sin meditar en el otro.

   Ana María, lejos de charlar prominente y claro al fin y al cabo sobre su matrimonio, se iba a gozar de una tarde de cine con su hijo y con la persona que está contratada en su casa y que forma parte a su círculo de seguridad, Marina. A su llegada, la todavía mujer de Ortega Cano lucía una sonrisa de oreja a oreja y se dejaba ver caminando con su auténtico amor, su hijo.

   Si bien no ha amado ingresar en aspecto sobre la situación marital, si que nos negaba que vaya a ser la novedosa cooperadora de los debates de 'Pesadilla en El Paraíso'. Una información que se barajaba estos días y que llamaba la atención por encajar en el software con Gloria Camila.

   Tras la tarde de cine, la diseñadora retornaba a casa y se mostraba de buen humor. Cabe poner énfasis que horas antes Ortega Cano había explotado frente a las cámaras de prensa, donde se podía ver el cansancio que tiene de todas y cada una de las polémicas que se han producido por los testimonios de su mujer... aún de esta forma, semeja que Ana María se encontraba de lo mucho más feliz y le afirmaba al notero: "¿Vas a reposar aquí? ¿te saco un café o algo?". Además, no tenía la duda en preocuparse por la salud de este, deseando un óptimo reposo: "Descansa tú asimismo que tienes mal color de cara".