• jueves 02 de febrero del 2023
728 x 90

Ana María Aldón hace más rápido su mudanza a su novedosa casa tras su tensa discusión con Mari Carmen Ortega Cano

img

   MADRID, 20 Dic. (CHANCE) -

  Después de filtrarse la riña que tuvo con José Ortega Cano tras confesar en la regresión por hipnosis a la que se sometió en 'Celebración' que se había sentido sola tras el nacimiento de su hijo José María - aparentemente, el torero habría expresado a su ambiente sus deseos de que su exmujer se fuera de su historia y saliera de su casa para pasar página al fin y al cabo - Ana María Aldón expresaba que absolutamente nadie "tenía mucho más ganas" que ella de mudarse y aseguraba que quedaba "muy poquito" para instalarse en su nuevo hogar.

   Por si acaso la situación no fuera suficientemente tensa ahora con su exmarido, este fin de semana la andaluza protagonizaba una despiadado discusión directamente con su cuñada Mari Carmen Ortega Cano una vez que la hermana de José hubiera acusado presuntamente a Ana María de 'manchar' su apellido.

   Harta, la cooperadora dejaba claro que ella tiene exactamente el mismo derecho que todo el planeta a charlar de la mediática familia y, dejando claro que solo ha contado cosas de su historia, lanzaba una observación a nautas: "Tuvieron bastante fortuna conmigo".

  Una riña que semeja haber acelerado la mudanza de Ana María, volcada en los preparativos de su nuevo chalet y deseando dejar la vivienda que ha vivido con Ortega Cano en los útimos años. Ilusionada y probando que no afectó a su estado anímico su discusión con Mari Carmen - con la que siempre y en todo momento alardeó de buena relación - la andaluza corrobora en lo personal los últimos datos para poner próximo su casa de soltera.

   Esta vez vimos a obreros de una famosa compañía de muebles entrando al chalet que Ana María se ha comprado en El Casar (Guadalajara) con el moblaje con el que la ex- del torero decorará su nuevo hogar, en el que tiene sosprechado instalarse en los próximos días.

   Sonriente y probando que hizo excelentes migas con sus nuevos vecinos, la diseñadora visitaba un mesón del pueblo y a su salida nos contaba ilusionada que su casa está quedando "hermosa". Una alegría que se convirtió en responsabilidad en el momento en que le hemos preguntado por su encontronazo con Mari Carmen, sobre el que ha favorito no pronunciarse, limitándose a garantizar que más allá de lo sucedido ella está "bien". El instante, ¡ahora!