• martes 27 de septiembre del 2022
728 x 90

Ana María Aldón charla prominente y claro: culpa a Gloria Camila de filtrar la discusión en su casa

img

   MADRID, 21 Ago. (CHANCE) -

   Ana María Aldón iba a charlar esta tarde sobre todo cuanto ha acaecido su historia en estos días de verano y la verdad es que nos deja pasmados. Sin pelos en la lengua la cooperadora de televisión dejó claro múltiples cosas: hay crisis, pero no separación y Gloria Camila es la culpable (para ella) de que se filtrase públicamente la discusión que hubo en su casa.

   Tras especularse por qué razón se genera esa discusión en la casa del torero, Ana María deja claro que Isabel Rábago "tiene bastante información y bastante correcta y bastante próxima a eso que ha podido acontecer" y ha añadido "pero de mi boca no es. Está realmente bien informada. De mi marido tampoco, sospecho que va a ser de la otra persona que se encontraba allí, me imagino que sí" culpando a Gloria Camila.

   La mujer de Ortega Cano ha detallado de qué manera sucedieron los hechos a fin de que no haya inquietudes: "Yo me amedrenté por el hecho de que en el momento en que me fui dejé todo cerrado y la alarma puesta y en el momento en que llegué me asuste mucho por el hecho de que se encontraba la puerta abierta, la alarma quitada y me puse nerviosísima suponiendo que había ladrones. Pensé que me iba a hallar la vivienda patas arriba", desde aquí ahora se conoce lo que ocurrió.

   "No fue en el jardín de la vivienda. Yo no entraré en lo que ocurrió o en lo que se ha dicho pues eso forma parte a la privacidad mucho más grande de mi casa. En el jardín no fue la discusión y solamente" agregaba y explicaba que se genera en el instante mucho más irritable de su historia: "Yo se encontraba asustadísima por el hecho de que además de esto no me hallaba nada bien, pasaba de la tristeza mucho más profunda a la furia y en el momento en que veo que el estacionamiento está abierto. No podía opinar que estuviesen robando en el hogar".

   En cuanto a su matrimonio, dejó claro que "No nos hemos sentado a charlar de separación ni de nada, ¿crisis? sí, vale, pero no hablamos de separación" y le da lástima que Ortega se altere con la prensa, puesto que debería estar habituado a la existencia de los medios: "Él está muy curado de espanto y es lo que hay, yo llevo varios años viviéndolo a su lado" si bien "no me agrada verle de este modo".

   Sin pelos en la lengua, Ana María explicó que si bien no hay separación, si cualquier día la hay dejará de ser su marido, pero siempre y en todo momento va a estar enlazada a él por su hijo: "Mi marido puede parar de ser cualquier día mi marido, pero jamás dejará de ser el padre de mi hijo. Es un vínculo que no se marcha a romper jamás, el vínculo que tiene con mi hijo es para toda la vida".

   Al final, Ana María ha asegurado que "Nosotros no hablamos de nada, no nos hemos sentado a charlar de nada. A mí absolutamente nadie me va a marcar los tiempos ni a mí ni a mi marido" con lo que su distanciamiento prosigue estando en un standby, pero lo que está claro es que no viven su mejor instante.