• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Amnistía demanda la "asfixiante opresión" impuesta por los talibán a mujeres y pequeñas en Afganistán

img

La ONG lamenta que los talibán "están devastando las vidas de las mujeres y las pequeñas con la opresión de sus Derechos Humanos"

MADRID, 27 Jul.

La organización no del gobierno Amnistía Internacional ha denunciado este miércoles la "asfixiante opresión" impuesta por los talibán sobre mujeres y pequeñas desde el instante en que se hicieron con el poder en Afganistán en el mes de agosto de 2021 tras la escapada del país del entonces presidente, Ashraf Ghani, y en las últimas fases del repliegue de tropas de todo el mundo.

En su informe 'Death in Slow Motion: Women and Girls Under Taliban Rule' (Muerte a ralentí: Mujeres y pequeñas bajo el yugo talibán), la ONG aseguró que "los talibán están devastando las vidas de las mujeres y las pequeñas de Afganistán con la opresión de sus Derechos Humanos", dentro limitaciones a su derecho a la educación, el trabajo y la libre circulación.

"Menos de un año tras la toma del poder por los talibán en Afganistán, sus drásticas políticas han privado a millones de mujeres y pequeñas de su derecho a una vida segura, libre y plena", indicó la asesora general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard. "En su grupo, estas políticas forman un sistema de opresión que discrimina a las mujeres y las pequeñas en prácticamente todos los puntos de su historia. Cada aspecto períodico, sea al proceder a la escuela, si trabajan y de qué forma trabajan, si van de la vivienda y de qué manera van, está bajo control y sometido a enormes limitaciones", ha criticado.

Así, ha lamentado que "esta asfixiante opresión contra la población femenina de Afganistán incrementa cada día" y ha añadido que "la red social en todo el mundo debe reclamar urgentemente que los talibán respeten y cuiden los derechos de las mujeres y las pequeñas".

Por ello, Amnistía Internacional ha solicitado al conjunto que ponga en marcha cambios políticos y medidas para llevar a cabo respetar los derechos de mujeres y pequeñas y ha pedido a la red social en todo el mundo que desarrollen y apliquen un plan sólida y ordenada para apretar a los talibán a tal fin.

El informe recopila una investigación creada entre septiembre de 2021 y junio de 2022, que incluye entrevistas a 90 mujeres y once pequeñas afganas en 20 de las 34 provincias del país y que refleja la app de políticas de discriminación sistemática contra sus derechos más allá de sus reiterados compromisos públicos tras hacerse con el poder.

Amnistía ha acusado a los talibán de reprimir manifestaciones en las que mujeres demandaban sus derechos, incluidos abusos, detenciones, encarcelamientos arbitrarios, desapariciones forzosas y torturas físicas y sicológicas. Una mujer que estuvo detenida múltiples días en 2022 ha contado que los guardas iban a su habitación para "enseñarle fotografías de su familia".

"Repetían constantemente (...) 'Podemos matarlos, a todos, y tú no vas a poder realizar nada (...) No llores, no hagas una escena. Después de protestar, deberías haber sosprechado días como este'", ha señalado, antes de añadir que fue agredida bajo custodia. "Cerraron la puerta. Empezaron a gritarme. (Un talibán) ha dicho: 'Eres repulsiva (...) Estados Unidos no nos ofrece dinero por vuestra culpa, zorras' (...) Luego me dio una patada. Fue tan fuerte que me logró daño en la espalda, y asimismo me pateó la barbilla (...) todavía siento el mal en la boca. Me duele toda vez que deseo charlar", ha manifestado.

Otras 2 mujeres han detallado que, una vez que se publicaran en comunidades las fotografías de las lesiones sufridas por una participante de la manifestación a manos de las fuerzas de seguridad, los talibán inventaron un plan para eludir que estas situaciones saliesen a la luz.

"Nos pegaban en los pechos y entre las piernas. Lo hacían a fin de que no pudiésemos mostrarlo al planeta. Un soldado que paseaba cerca de mí me pegó en el pecho y ha dicho: 'Puedo matarte en este preciso momento y absolutamente nadie afirmará nada'. Esto pasaba toda vez que salíamos: nos insultaban físicamente, verbalmente y emotivamente", ha apuntado una de ellas.

Además, han denunciado que a lo largo de su detención no tenían ingreso a comida, agua, ventilación, modelos de higiene y atención médica correctos. Para conseguir la independencia, forzaban a las mujeres a firmar un convenio en el que se comprometían a no regresar a protestar y a no charlar públicamente de sus vivencias en detención, ni ellas ni sus familiares.

Por otra sección, 4 mujeres han denunciado que los talibán detienen cada vez de manera mucho más recurrente a mujeres y pequeñas por infracciones menores de sus políticas discriminatorias, incluyendo la prohibición de ir públicamente sin un 'guardián'. En estas situaciones, las detenidas tienden a ser acusadas de "corrupción ética".

"A ocasiones traen a los pequeños y pequeñas del café (...) o si ven a una mujer que no está con un 'mahram', tienen la posibilidad de detenerla. Antes esta clase de casos no estaban en la prisión (...) El número incrementa cada mes", ha apuntado una trabajadora de un centro carcelario.

En este sentido, una estudiante universitaria detenida este año dijo que recibió amenazas y agresiones tras ser detenida por cargos relacionados con este tema, dentro "descargas eléctricas en el hombro, la cara, el cuello, en todos y cada uno de los sitios que podían". "Me llamaban prostituta y zorra. El que tenía la pistola ha dicho: 'Voy a matarte y absolutamente nadie va a poder localizar tu cuerpo'", ha añadido.

Asimismo, sobrevivientes de casos de crueldad de género que antes radicaban en viviendas fueron trasladadas a centros de detención. "Ciertas vinieron después preguntar a exactamente los mismos talibán dónde se encontraba su cobijo. (Los talibán) no tenían ningún lugar, conque terminaron en la prisión", ha contado. Estas mujeres y pequeñas fueron además de esto sometidas a régimen de aislamiento, tundas y otras maneras de tortura.

La investigación de Amnistía recopila además de esto un incremento de los matrimonios infantiles han incrementado desde la llegada de los talibán al poder, con causantes que van desde la crisis económica humanitaria a la carencia de perspectivas educativas y expertos para mujeres y pequeñas, incluidos además de esto matrimonios forzosos por la parte de integrantes del conjunto fundamentalista.

"En Afganistán disponemos una tormenta idónea para el matrimonio infantil: un gobierno patriarcal, guerra, pobreza, sequía, pequeñas sin escuela. Con la suma de todos estos componentes (...) sabíamos que el matrimonio precoz iba a dispararse", explicó Stephanie Sinclair, directiva de Too Young to Wed, una organización que trabaja sobre el matrimonio precoz y forzado.

Jorshid, de 35 años, ha manifestado que la crisis económica la forzó a desposar a su hija de trece años con un vecino de 30 en el mes de septiembre de 2021 en lugar de 60.000 afganis (cerca de 660 euros euros). Así, ha contado que, tras ello, se sintió aliviada y creyó que su hija "por el momento no va a pasar apetito jamás", antes de añadir que pensaba en desposar a su hija de diez años.

Sin embargo, ha apuntado que hasta la actualidad fué reluctante a esta alternativa frente a la oportunidad de que logre contribuir a sostener a la familia más adelante. "Yo deseaba que estudiara mucho más. Sabría leer y redactar, y charlar inglés, y podría ganar (...) Tengo la promesa de que esta hija llegue a ser algo y que sostenga a la familia. Desde entonces, si no abren la escuela, deberé casarla", dijo Jorshid.

Los talibán mantuvieron el cierre de salas para una gran parte de las pupilas pese al deber para su regreso a las clases en el mes de marzo de 2023. "Estas jóvenes sencillamente deseaban tener un futuro, y en este momento no ven ninguno", ha apuntado Fátima, una maestra en la provincia de Nangarhar (este).

"Los talibán privan deliberadamente a millones de mujeres y pequeñas de sus derechos humanos, y las someten a una discriminación sistemática", ha apuntado Callamard. "Si la red social en todo el mundo no actúa, va a estar abandonando a las mujeres y las pequeñas de Afganistán y perjudicando los Derechos Humanos en el mundo entero", ha zanjado.