• martes 07 de febrero del 2023
728 x 90

Álvaro Vargas Llosa aclara si publicó las imágenes de sus progenitores juntos para dañar a Isabel Preysler

img

   MADRID, 13 Ene. (CHANCE) -

   Mario Vargas Llosa se refugia en la escritura y en su familia tras su polémica separación con Isabel Preysler. Y nuevamente a su lado, tras unos días cumpliendo con sus compromisos expertos en París, está su hijo Álvaro, uno de sus enormes apoyos en estos frágiles instantes.

   La figura del periodista ha cobrado exactamente una particular importancia en los últimos días por el hecho de que, según señalan ciertas fuentes, sería él el que estaría conduciendo las aclaraciones que salen a la luz y que procuran dejar en 'mal rincón' a la 'reina de corazones'. Según han anunciado distintas medios, Isabel habría roto con Mario por la negativa del escritor a casarse una vez que ésta reclamase unas partes de sus derechos de creador. También se dijo que la filipina habría solicitado al peruano dinero para sostener los superiores costos de su casa en Puerta de Hierro - donde el premio Nobel ha vivido los últimos 8 años - e inclusive que Vargas Llosa terminó su relación tras estar ingresado en estado grave por Covid al percatarse de que no deseaba fallecer en España y ser recordado como el 'padrastro' de Tamara Falcó y la pareja de la socialité en vez de por su increíble trayectoria como escritor.

   En la mitad de todas y cada una estas aclaraciones, Álvaro publicaba en Twitter hace unos días unas imágenes familiares de hace tres meses - en el momento en que don Mario y también Isabel todavía eran pareja - en las que se ve a su padre y a su madre, Patricia Llosa, alardeando de su buena sintonía en el transcurso de un viaje a Perú.

   Se dijo que estas fotografías vieron la luz en este momento para realizar daño a la madre de Enrique Iglesias, ya que jamás habría llevado nada bien que el escritor tuviera una aceptable relación con su exmujer, con la que se dijo que podría retomar su matrimonio en este momento que ha roto con la socialité

   Aclaraciones en las que ni Mario - "no, no, no haré ninguna declaración, no" dejó claro - ni su hijo Álvaro quisieron ingresar en el transcurso de un recorrido matinal por Madrid este viernes: "Por favor, déjenos caminar, se lo suplico. Tenga usted por favor algo de respeto. Tenemos cosas esenciales que charlar de trabajo. No deseamos ser molestados por absolutamente nadie. Estoy seguramente usted lo puede comprender" explicó el periodista en el momento en que le hemos preguntado por los últimos sucesos protagonizados por su padre que, a su lado, se mantuvo realmente serio y en silencio.

   Fué a su regreso a casa en el momento en que Álvaro ha amado aclarar que la publicación de las imágenes de sus progenitores nada debe ver con su supuesta intención de realizar daño a Isabel Preysler: "Estábamos allí rodeados de familia y amigos, pasándolo realmente bien y haciendo un trabajo mucho que es lo único que le importa ahora mismo. Yo soy periodista desde los 14 años, revise usted mi cuenta, y va a ver usted la proporción de cosas lindas culturales, políticas y familiares entrañables que van allí ya hace un buen tiempo. Revise usted los antecedentes y va a ver que hay muchas cosas familiares ya hace bastante" ha zanjado, dejando claro que no es la primera oportunidad que publica fotografías de esta clase.