• lunes 05 de diciembre del 2022
728 x 90

Álvarez (UGT) afirma que jamás existió una mesa para la negociación sobre las bases máximas de cotización

img

Sordo justifica la subida del salario de los integrantes del Gobierno y afirma que lo esencial es que aumente el SMI a 1.cien euros

MADRID, 7 Oct.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha contradicho este viernes la versión de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y ha asegurado que jamás existió una mesa para la negociación con el Gobierno para tratar las bases máximas de cotización de las pensiones.

"No hay una mesa abierta concreta para subir, en una ley de Presupuestos, la base de cotización. Hay una mesa donde están los destopes en enfrentamiento, pero no para negociar la subida ordinaria, que jamás se ha consultado", ha manifestado Álvarez en una concentración adjuntado con CCOO frente a la CEOE para demandar subidas salariales justas para los trabajadores.

Álvarez cree que esa subida de las bases máximas de cotización al 8,6%, obtenida en el emprendimiento de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023, responde al incremento de las pensiones para el próximo ejercicio, según el IPC, estimado en el 8,5%.

"Si las pensiones suben, las bases de cotización deben subir para lograr abonar las pensiones", dijo el secretario general de UGT, y ha recordado que la patronal firmó el acuerdo para revalorizar las pensiones en concordancia al IPC.

No obstante, Álvarez ha reconocido que les habría dado gusto que el Gobierno les hubiese consultado, no solo esta cuestión sino más bien la subida del 50% al 60% de la prestación de desempleo a los seis meses. "Nos enteramos en el instante en el que se presentó el emprendimiento de los PGE", ha aceptado.

Los PGE de 2023 asimismo contemplan una subida salarial del 4% para el Gobierno. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, asimismo que se encuentra en la manifestación, ha señalado que "la política en este país debe estar convenientemente remunerada", y ha eludido "ingresar en enfrentamiento completamente demagógico". "Cualquier gerente de una pyme gana bastante mucho más que el presidente del Gobierno", expresó.

Para Sordo, el inconveniente de la inflación no se solventa a través del combate generacional, entre ámbito público o privado, o entre los sueldos del Gobierno y el de la oposición.

"El inconveniente es que las compañías están repercutiendo los costos energéticos y de las materias primas a los artículos básicos de la cesta de compra para prosperar sus excedentes", ha recalcado.

En su opinión, lo esencial es que el Gobierno garantice la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 1.cien euros y no tanto si Pedro Sánchez "se sube el sueldo un 3,5% o un 4%".

Por su parte, el secretario general de UGT ha considerado "intensamente injusto" criticar los sueldos del Ejecutivo. "Pienso que la política en este país debe estar pagada según con los estándares de europa y, en ese sentido, España está lejos", ha añadido.

Al igual que Sordo, Álvarez piensa que "el instante clave" a fin de que el Gobierno pruebe su "congruencia o su enorme incongruencia" con la negociación del SMI y su subida a 1.cien euros.

Noticias de hoy más vistas