• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Álvarez de Toledo se desmarca del PP y vota con Vox y Cs un 155 para asegurar el español en Cataluña

img

MADRID, 22 Sep.

La exportavoz del PP en el Congreso Cayetana Álvarez de Toledo se volvió a desmarcar de su conjunto parlamentario en esta ocasión votando en pos de la idea de Vox para utilizar el producto 155 de la Constitución para asegurar la enseñanza en español en Cataluña. Mientras que el resto del Grupo Popular ha votado en contra, la que fuera cabeza de lista del partido por Barcelona en las últimas en general ha apoyado la iniciativa, que asimismo ha recibido el respaldo de Ciudadanos.

La idea de Vox, que han tumbado los partidos del Gobierno y las formaciones nacionalistas y también independentistas, demandaba la activación del mencionado precepto constitucional frente a la
negativa de la Generalitat a cumplir la sentencia del Tribunal Supremo que establece que los institucionales catalanes están en su derecho a recibir un 25% de las clases en español.

El artículo se ha sometido a votación por puntos y, en las 4 valoraciones en las que se ha dividido, Álvarez de Toledo ha desatendido la consigna de su partido. Mientras que el PP ha rechazado el apartado relativo al 155 y se ha abstenido en los otros 4, su exportavoz ha apoyado todos, adjuntado con Vox y Cs.

La Cámara ahora rechazó el mes pasado de diciembre este artículo de Vox, en el momento en que lo presentó con apariencia de petición, pero el tercer conjunto de la Cámara decidió regresar a dominarlo a votación después de las manifestación conmemorada el pasado domingo en Barcelona a favor de la enseñanza en español.

Además de la activación del 155, Vox demandaba cambios legislativos para garantizar la enseñanza del español y en español en los sistemas académicos de todos las zonas de España, a fin de agradar "el deber de los españoles de conocerlo tal como de amparar el derecho de todos a emplearlo".

Asimismo proponía instaurar un régimen sancionador para todos los que obstaculicen o impidan el cumplimiento efectivo del producto 3 de la Constitución, el que establece que el español es la lengua oficial del Estado.

De esta manera, la tercera fuerza del Congreso solicitaba revertir la "instrumentalización" que, desde su criterio, hacen diferentes poderes públicos regionales hacen de las lenguas españolas "como elemento de división y confrontación entre territorios y entre españoles y "el particular respeto y protección" del bien común que piensa la riqueza de las diferentes costumbres lingüísticas de España en el marco constitucional.

No es la primera oportunidad que Álvarez de Toledo rompe la especialidad de voto, ya que ahora lo logró el mes pasado de diciembre al no respaldar los aspirantes para la renovación del Tribunal Constitucional que el PP había pactado con el PSOE por estimar que no eran el perfil conveniente para el cargo. La dirección del Grupo Popular la sancionó por aquella indisciplina.